Gatos esterilizados, ¿cómo combatir el sobrepeso?

img-post-ejemplo

10 Julio 2019

Los gatos esterilizados tienden a aumentar de peso debido a los cambios que se producen en su metabolismo. Una situación que, si no se controla, puede derivar en obesidad. El sobrepeso es un factor de riesgo para la salud de tu gato, ya que puede derivar en problemas cardíacos u otro tipo de enfermedades como la diabetes, reduciendo su esperanza y calidad de vida.

Es muy importante que pongas remedio a este estado de tu felino disminuyendo la ingesta de calorías, incrementando su actividad física o con la combinación de ambas. ¡Y di adiós a tener un gato con sobrepeso!

Cambio de hábitos en la alimentación

Un cambio en la alimentación de tu gato será uno de los factores clave para ayudar a mantener su peso óptimo. Tras la esterilización, los gatos pierden la capacidad de controlar la cantidad de comida que ingieren Si antes dejabas que él solo se administrase en funcion de su apetito, ahora deberás controlar las dosis y el tipo de alimento. Reducir la dosis exclusivamente podría derivar en déficits nutricionales, por lo que la clave está en encontrar el alimento adecuado.

Más raciones, más pequeñas

Otro truco para equilibrar la alimentación de tu gatete esterilizado será repartir su comida diaria en más raciones, pero más pequeñas. Tu pequeño tenderá a consumir más de lo que necesita, por lo que distribuir la misma cantidad de comida -la que cubra sus necesidades energéticas- en raciones más pequeñas a lo largo de todo el día es una forma de saciar mejor su apetito. 

Productos específicos para gatos esterilizados

La comida de un gato esterilizado debe contener unos nutrientes (proteínas, hidratos de carbono y grasas) específicos que ayuden a controlar su aumento de peso. Los alimentos menos calóricos y con una alta proporción de proteínas y fibra ayudarán a saciar el apetito de tu gato. Dibaq te ofrece diversos productos específicos para gatos esterilizados que se convertirán en el mejor aliado en tu lucha contra la obesidad de tu mascota:

  • Fitmin Purity Castrate: comida a base de carne fresca de pollo, elaborada con un 80% de proteínas de origen animal y además es grain free, lo que evitará posibles alergias.

  • Dicat up Sterilized & Low Caloric: alimento para gatos esterilizados y gatos con baja actividad o tendencia al sobrepeso elaborado con fibras naturales de efecto saciante.

  • Gatymix Castrated & Renal Control: alimento para gatos esterilizados y que necesitan controlar el tracto urinario, con contenido reducido en calcio y magnesio.

Evita la comida casera y las chucherías

La comida que consumimos los humanos puede no ser una buena opción para tu gato. Si estabas pensando en unir a tu peludo a tu menú diario, será mejor que no lo hagas ya que esto puede aportarle grasas perjudiciales, provocarle ciertas carencias nutritivas e incluso trastornos digestivos;su organismo no está preparado para digerir correctamente determinados nutrientes. Acostumbra a tu pequeño a consumir exclusivamente su alimento. También debes evitar que tu gato coma “golosinas” o “premios” que fomenten la obesidad y puedan desequilibrar su dieta. 

Fomenta el ejercicio físico de tu peludo

Los gatos son animales curiosos e independientes por naturaleza, pero en casa pueden caer en el sedentarismo y la falta de actividad, que se convertirá en el mejor aliado de un gato obeso. Si solo se mueve de su cama al cuenco de la comida, su peso subirá de forma vertiginosa. Por eso debes fomentar la actividad física de tu pequeño peludo y procurar que se mueva lo más posible. Puedes utilizar juguetes, pelotas, elementos en altura que tenga que alcanzar obligándole a saltar y escalar o, sencillamente, un cordón o lana que tenga que seguir mientras lo arrastras. Cualquier actividad física será positiva para mantener su peso y agilidad y evitar otros problemas de salud. 

Comer mientras se juega

También puedes utilizar dispensadores de alimentos que promueven la actividad del gato mientras come. Son una herramienta muy útil para controlar la ingesta al tiempo que consigues que el gato haga algo de ejercicio. 

El sobrepeso en los gatos es algo mucho más frecuente de lo que imaginas, por lo que, si has esterilizado a tu gato o lo vas a hacer, no dejes que pase a formar parte de ese club de felinos obesos y ¡toma medidas!

 

Posts recientes