Cómo mantener a tu gatito en su peso ideal

img-post-ejemplo

11 Septiembre 2019

¿Tu gato tiene mucho apego al sofá? Es hora de cambiar sus hábitos sedentarios o compulsivos con la comida para hacer de tu pequeño compañero peludo un felino sano y feliz. Que tu gato no tenga problemas de sobrepeso perjudicará tanto su salud como su estado de ánimo. Y, por lo tanto, su felicidad. Por eso es muy importante que te tomes en serio el hecho de cuidar su alimentación, ofrecerle unas raciones adecuadas y estimular el ejercicio y el juego para mantener su calidad de vida.

¡Te damos algunos consejos para conseguir que tu gato ¡mantenga un peso saludable!

Alimento equilibrado y específico

La clave para una alimentación equilibrada de tu gato, según los expertos, es mantener una dieta moderada en proteínas y un alto contenido en fibra. Eso sí, siempre complementándola con la actividad física. Para elegir el tipo de alimento que más le conviene al tuyo deberás siempre tener en cuenta su edad, peso, su nivel de actividad diario y el estado fisiológico de tu minino, es decir, si está castrado o no.

Cada una de estas cualidades será un factor a tener en cuenta para elegir un tipo de alimento u otro. No será lo mismo un cachorro de gatito, que un gato pequeño que no pare de jugar u otro adulto más tranquilo. Cada uno tendrá unas necesidades energéticas específicas. Puedes identificar el mejor alimento para tu minino entre la amplia variedad que te ofrece Dibaq Petcare para gatos, ¡le encantarán! En el caso de los felinos castrados, existe una tendencia general a que estos aumenten de peso fácilmente, hasta llegar a padecer sobrepeso. Por eso deberás  tener especial cuidado en estos casos, manteniendo una dieta especial para gatos esterilizados

Limita las raciones diarias

Otro truco para equilibrar la alimentación de tu amigo felino será administrar de forma racionada el alimento proporcionando estrictamente las cantidades precisas diariamente y distribuyendo varias tomas a lo largo del día. Si está acostumbrado a comer mucho, será mejor repartir su comida del día en más raciones, pero más pequeñas, de forma que saciará mejor su apetito. 

Los gatos, por instinto natural, suelen comer una pequeña cantidad de comida de forma rápida para hacer luego un descanso y repetir la acción tiempo después. Si le dejas alimento al alcance de forma constante puede convertirse en un comedor compulsivo y acabará consumiendo más calorías de las que necesita.

Aleja las “sobras” y las golosinas

Mantener alejadas las sobras de comida humana y los premios, en forma de golosina, en casa será una buena forma de ayudar a tu gato. Ofrecerle las sobras de tu comida fomentará que tu pequeño amigo coma a deshoras y un tipo de alimentos que puede que no sean los más adecuados para él. Acostumbra a tu gato a consumir exclusivamente su alimento. También debes evitar que coma “golosinas” o “premios” que ayuden a aparecer problemas como la obesidad y puedan desequilibrar su dieta.

¡Es la hora del ejercicio!

Estimula el ejercicio, el juego y cualquier actividad física para tu compañero peludo. Un gato aburrido es un potencial gato con sobrepeso. Por eso necesita moverse, estar activo y recibir estímulos para ser realmente un animal feliz. Y, por supuesto, tal ejercicio físico le ahorrará problemas de salud y aumentará su esperanza de vida. ¡Hay muchas formas de que tu gato haga ejercicio! Te proponemos algunas: 

  • Escalar una torre: coloca en casa una torre para gatos, ¡cuanto más alta mejor!, para que trepe, salte, se rasque y juegue todo lo que quiera. Puedes esconderle algún juguete para que lo busque y motivar así su recorrido por los distintos niveles del “árbol”.
  • Juguetes caseros: no tienes por qué gastarte una gran cantidad de dinero en juguetes para tu gato. Un rollo de cuerda atado a un palo, bolas de algún tipo de hilo resistente, pequeñas pelotas como las de ping-pong, entre otros, se convertirán en un fantástico entretenimiento para tu compañero peludo.
  • Añade un compañero a sus juegos: si en vez de uno te animas con dos gatetes hará que, si se llevan bien, se conviertan en los mejores amigos de juegos. Y eso hará que ¡no paren quietos!
  • A la caza del láser: si quieres hacer que tu juguetón gato no pare durante un buen rato y además divertirte tú también, un puntero láser puede ser tu mejor aliado. De forma instintiva, tu minino se lanzará a la caza del punto de luz por toda la casa, pero ten en cuenta que no debes apuntarle nunca a los ojos y que siempre debe tener una recompensa, es decir, que su caza tenga un objetivo final alcanzable. Puedes terminar el juego apuntando con la luz a alguno de sus juguetes para que, finalmente, pueda “dar caza” a algo tangible.
  • Comer mientras se juega: puedes utilizar dispensadores de alimentos que promueven la actividad del minino mientras come. Son una herramienta muy útil para controlar la ingesta al tiempo que consigues que el gato haga algo de ejercicio.

Por último, no olvides llevar un control regular del peso de tu gato y visitar al veterinario siempre que sea necesario, siguiendo sus recomendaciones nutricionales.

Estamos seguros de que sentirás que todo lo que hagas es poco si la salud de tu amigo felino está en juego. Y recuerda que una buena alimentación y el ejercicio diario no solo hará de tu gato un gato más sano, sino que favorecerá el vínculo entre vosotros.

Posts recientes