Pulgas y garrapatas, amenazas para tu perro con el calor

img-post-ejemplo

3 Julio 2019

Con la llegada del verano y la subida de las temperaturas toca hablar de la amenaza que suponen los parásitos externos para tu perro, como las pulgas y las garrapatas. Estos pequeños “bichos” aumentan su actividad con el calor y pueden contagiar graves enfermedades a tu amigo peludo si no se toman las precauciones y medidas adecuadas.

Te contamos qué consecuencias pueden tener las afecciones por estos parásitos para tu perro, los síntomas de sus posibles enfermedades y el modo de prevenir y combatir la llegada de estos desagradables compañeros. 

Afecciones por garrapatas

Las desagradables garrapatas muerden la piel de tu perro y pueden provocar irritación e infección en la zona. En ocasiones, y a través de su saliva mientras se alimentan de la sangre de tu peludo, pueden inocular ciertas toxinas que provoquen parálisis, alteraciones de la coagulación, deterioro del sistema inmunitario o pueden llegar a transmitir enfermedades infecciosas como la denominada ehrlichiosis canina, la de lyme o la babesiosis. Los síntomas de todas ellas, por lo general, pueden ser más o menos fuertes o perceptibles según el sistema inmunitario del can. Algunos de estos son sarpullidos, apatía, fiebre o anemia, entre otros. 

Extraer una garrapata que ha mordido la piel de tu perro puede ser algo desagradable y difícil de llevar a cabo, pero por su seguridad debes aprender a eliminar este parásito de su piel. Debes tomar la garrapata lo más cercanamente posible a la piel con una pinza de puntas finas y tirar de ella suavemente, pero con firmeza. Sin girar ni sacudir o aplastar la garrapata. 

Las pulgas y la dermatitis alérgica

Las pulgas, al igual que las garrapatas, son un incómodo y desagradable “compañero de viaje” para tu perro, así como un grave problema para tu hogar si su presencia aumenta y no se ataja con prontitud.  

Desde el momento en que las pulgas atacan al animal, desencadenan un molesto picor que provoca que el perro se rasque de manera compulsiva. Si las pulgas que atacan a tu compañero peludo son muy numerosas, al chuparle la sangre pueden causar anemia o transmitirle otras enfermedades como la peste o el tifus. Pero lo más habitual es que las pulgas provoquen con sus picaduras la conocida como Dermatitis Alérgica por Picadura de Pulga (DAPP), consistente en una reacción de hipersensibilidad a los antígenos presentes en la saliva del parásito. Sus síntomas son costras y eritemas (inflamación superficial de la piel caracterizada por manchas rojas). 

Ante la presencia de estos “bichos” y sus consecuencias en la salud de tu perro, acude al veterinario para que te aconseje en el uso de productos específicos para acabar con estos molestos parásitos y tratar la piel afectada de tu querido amigo.  

¡No te la juegues! Anticípate y protege a tu perro

Está claro que más vale prevenir que curar cuando está en juego la salud de tus perretes. Y la tuya también. Por eso la mejor arma contra las pulgas y garrapatas será la prevención, especialmente con la entrada del verano. Y te preguntarás cómo combatir su presencia y librar a tu perro de su ataque... ¡Te damos unos consejos básicos! 

  1. Mantén una higiene y cepillado adecuados, especialmente en primavera y verano cuando garrapatas y pulgas están más activas. Los baños a tu perro deben ser más frecuentes en esta época del año y si añades algún producto específico antiparasitario, mucho mejor. 

  1. Revisa a tu perro después de cada paseo o, al menos, con cierta asiduidad, ya que estos parásitos externos normalmente se transmiten en la calle, en la naturaleza y a través del contacto con otros perros. 

  1. Ten al día el calendario de vacunación de tu perro, ya que, aunque el riesgo sea más alto en verano, la amenaza de las pulgas y garrapatas está presente todo el año. Unas vacunas puestas al día harán que tu mascota esté mucho mejor protegida ante cualquier enfermedad. 

  1. Elige un tratamiento adecuado de prevención. Es posible adquirir productos específicos y en diferentes formatos -collares, sprays, pipetas, etc.- para combatir la llegada de estos indeseables “bichos”. Busca marcas avaladas y de calidad. 

  1. Otra de las claves para prevenir el contagio de enfermedades provenientes de estos parásitos será mantener una salud óptima para tu perro, en la que su alimentación será fundamental. Puedes reforzar su sistema inmunitario y ofrecerle una dieta saludable y natural eligiendo entre las diversas gamas de alimentos para perros de Dibaq Petcare,

Ya lo sabes, en verano no bajes la guardia y si ves que tu perro se rasca más de lo habitual y de manera continuada puede ser una señal de que algún tipo de parásito o insecto le esté molestando. Observa su piel y pelaje y ante cualquier duda, acude a tu veterinario de confianza. 

¡Y que el verano solo esté para que disfrutéis juntos del buen tiempo!

Posts recientes