¿Qué vacunas necesita tu gato?

img-post-ejemplo

13 Marzo 2019

Si estás pensando en dar la bienvenida a un nuevo felino a tu hogar, tienes que aprender todo lo necesario sobre un elemento fundamental en su vida: las vacunas. Estas son muy importantes para cuidar la salud de tu futuro compañero de piso y por ello, queremos contarte todo lo que debes saber sobre ellas. Cuáles debes poner, cuándo hacerlo y por qué. ¡Comenzamos!

¿En qué consisten las vacunas para gatos?

Antes de nada, debes tener muy claro qué son las vacunas… y la respuesta es muy sencilla: las vacunas son medicamentos que se aplican de forma cutánea a los gatos. ¿Su objetivo? Inocular de forma controlada virus o microorganismos en un gatito sano para que su sistema inmunitario pueda formar anticuerpos contra una enfermedad. 

Es decir, se busca que el animal se acostumbre a amenazas externas y genere sus propias defensas, creando gatos fuertes y físicamente preparados. Si en un futuro el animal entra en contacto de nuevo con ese microorganismo, las defensas lo protegerían y no padecerá la enfermedad. Et voilà! Así de simple.

¿Cuáles son las primeras vacunas para un felino?

Debes tener en cuenta que un gatito recién nacido no necesita sufrir todavía ningún pinchazo. Y es que, durante los 2 primeros meses de vida, los gatitos son amamantados por sus madres y reciben sus primeras defensas y energías a través de la leche materna. ¡Gracias a ellas los pequeños pueden sobrevivir sus primeros días de vida sin problemas!

Pero a partir de las siete semanas, hay que preparar las primeras vacunas porque la inmunidad que traspasa las madres empieza a desvanecerse.

Las primeras vacunas que debemos tener en cuenta son:

  • 2 meses - vacuna trivalente.
    Es una vacuna obligatoria en nuestro país y muchos la consideran la más importante ya que protege frente a tres enfermedades realmente peligrosas (la panleucopenia, el calcivirus y la rinotraqueitis).

  • 2 meses y medio - vacuna contra la leucemia felina.
    No es una vacuna obligatoria, pero sí es importante para proteger a esos gatos que salen a la calle y se relacionan con otros animales.

  • 3 meses - revacunación de la trivalente (segunda dosis).

  • 3 meses y medio - revacunación de la leucemia (segunda dosis).

  • 4 meses - vacuna contra la rabia.
    Es opcional en nuestro país, pero sí es fundamental si vas a viajar a ciertos países donde esta vacuna si es necesaria. ¡Infórmate antes de tomar cualquier avión con tu nuevo amigo!

Y ¡ya está! Estas son las opciones más importantes durante los primeros meses, pero tristemente los viajes al veterinario no acaban aquí.

¿Qué vacunas hay que tener en cuenta para los gatos adultos?

Cuando tu gato vaya creciendo, solo tendrás que preocuparte de una cosa: renovar las vacunas una vez al año ya que sus efectos no duran para siempre. No todas son obligatorias, pero te recomendamos consultar con tu veterinario y aprender las leyes del país o la comunidad en la que vives para saber cuáles tiene que recibir tu felino según su lugar de residencia o forma de vida.

Además otra recomendación importante: debes mantener a tu gatito fuerte, sano y activo con ejercicio y con una alimentación saludable como la gama Fitmin Purity, los productos Dibaq Naturalmente Mejor (DNM) o Dicat Up. Una buena alimentación reforzará su sistema inmunitario y le ayudar a disfrutar juntos de juegos y tiempo de calidad. 

Posts recientes