Los beneficios de tener una mascota en tu familia

img-post-ejemplo

15 Mayo 2019

Hoy es el Día Internacional de la Familia y, aunque hay muchos tipos distintos de familia, seguro que vuestras mascotas son un miembro más, capaces de mejorar la calidad de vida -física, social y emocionalmente- de todos los que forman parte de ella. Porque tener un animal de compañía es mucho más que eso, mucho más que tener compañía

Si aún estás dudando de los beneficios que ofrece contar con una mascota en tu hogar, te dejamos unas buenas razones para introducir un peludo en tu convivencia diaria.

¿Qué te aporta un animal en casa?

Los animales hacen más felices a niños, adultos y personas mayores. Son perfectos compañeros para hacer ejercicio, para mitigar la soledad, para aprender a asumir responsabilidades, para estimular el compañerismo o para aprender a no juzgar, pues ellos nunca lo hacen. Los psicólogos no dudan en hablar de los beneficios de tener una mascota en la familia (¡mucho más numerosos que sus desventajas!), incluso para tratar ciertas habilidades personales. ¿Pero cómo van a influir en ti y en los que te rodean? 

Favorece la actividad física de toda la familia

Tener un animal de compañía, especialmente un perro, será una razón diaria para salir de casa y realizar algún tipo de actividad física, ya sea de bajo o de alto rendimiento. El simple hecho de tener una motivación para salir a dar un paseo será algo muy positivo si eres una persona sedentaria y conseguir vencer así la pereza y la de quienes te rodean. Esto mejorará la salud de todos, encontrando en tu mascota el mejor aliado para activar el cuerpo y la mente en familia. 

Te ayudará a organizar tu tiempo

La rutina es muy necesaria para la estabilidad del ser humano y tener una mascota en casa hará que las obligaciones relacionadas a ella te ayuden a organizar las de toda la familia. Tendrás que estructurar los días y sus horarios, creando una rutina perfecta en la que participarán todos los miembros de manera colaborativa.

Mejora el compañerismo y el sentido de la responsabilidad

Las familias con animales domésticos suelen ser más respetuosas y abiertas, pues el hecho de convivir con un animal en casa hace que aprendas a compartir tu espacio y a adaptarte a nuevos hábitos y estilos de vida. Asimismo, una mascota es una gran responsabilidad, es una vida más en tus manos, por lo que la familia al completo deberá unirse en su cuidado, creando responsabilidades para cada una de las personas que forman parte del hogar, haciéndoles sentir útiles, una característica muy importante especialmente para los niños. Y es que una familia unida… ¡jamás será vencida!

El mejor amigo de los niños en su desarrollo 

Un animal puede convertirse en el mejor compañero de juegos de los niños de la casa, pero no actuará como una mascota simplemente. Crecer con ella les enseñará a ser responsables y a respetar a los animales, cuidando de ellos y haciéndoles conscientes de sus necesidades. Todo un reto.

Y, por supuesto, también serán unos inagotables compañeros y maestros, especialmente los perros y gatos, que ayudarán a los pequeños a estimular sus sentidos y creatividad, invitándoles a descubrir nuevas maneras de jugar. Todo esto implicará además un importante refuerzo en su empatía frente a otros seres vivos. 

Una compañía perfecta para tus mayores. Y para todos

Saber que siempre hay alguien esperándote en casa, deseoso de recibirte es una fuente de alegría y motivación para llegar al hogar y no sentirte solo, especialmente en el caso de las personas mayores. Una mascota hará que jamás vuelvas a tener ese sentimiento si el resto de la familia no puede estar contigo por cualquier motivo. Un animal será sinónimo de protección y seguridad y estimulará, además, el contacto físico y la comunicación. Quizás no hablen, pero escuchan mejor que nadie. 

Mejor salud y mejor esperanza de vida

Son muchos los beneficios para la salud que aporta tener mascotas en la familia. Un peludo en casa hará que, como hemos visto, los que vivan en ella se mantengan más activos, reduciendo el riesgo de sufrir problemas cardíacos o de sobrepeso. Además, el simple hecho de acariciar un animal o, por ejemplo, observar a los peces en un acuario tiene un efecto relajante que ayudará a reducir el estrés diario de toda la familia. Los beneficios psicológicos son unos de los más notables e introducir una mascota en el hogar puede ayudar a evitar trastornos como la depresión.

Pero no olvides que para que tú y tu familia podáis disfrutar al máximo de vuestros miembros de la familia peludos será necesario darles todos los cuidados posibles, especialmente en su alimentación. Si en tu caso, tu compañero es un perro o un gato, nosotros te recomendamos utilizar algunas de las gamas de alimentos secos y húmedos de Dibaq, elaborados con ingredientes totalmente naturales, desarrollados por expertos en nutrición animal, que mejorarán la vida de tus fieles amigos. Además, puedes encontrar productos específicos para su cuidado en casos de alergias, problemas de peso o digestivos y en el pelaje, entre otros muchos. Solo tendrás que buscar el que mejor se adapte a sus necesidades.

Porque, recuerda, lo principal es proteger a tu familia peluda para que su vida junto a los tuyos sea lo más duradera posible.

Posts recientes