Cómo saludar a un perro

img-post-ejemplo

09 Enero 2019

A niños y mayores nos encanta saludar y acariciar a los perros. En muchos casos nos abalanzamos sobre ellos sin respetar el espacio del animal. Aprende a saludar a estos compañeros de forma respetuosa y educada.

Todos los amantes de los perros entendemos el impulso que se siente al tener cerca uno y querer saludarlo y acariciarlo.

Lo mismo ocurre cuando paseamos a nuestro perro y vemos como grandes y pequeños se acercan a decir algo a nuestro amigo.

 Es importante tener en cuenta el saludo al perro especialmente si este no nos conoce, si es un perro con el que no hemos tenido relación previa.

Pedir permiso

En primer lugar, siempre se debe consultar al dueño del perro si puedes acercarte a su perro para saludarlo, teniendo en cuenta que existen unos perros que son muy sociables y otros que no lo son tanto, es importante respetar el espacio de seguridad.

Cuando saludamos por impulso efusivamente, no nos paramos a pensar en qué momento emocional se encuentra el perro, si está estresado o si se siente con miedo, incluso en ocasiones, algunas personas tienden a abalanzarse sobre ellos.

Los  movimientos bruscos pueden hacer que se sientan violentados o atacados. Lo mejor es que nos acerquemos al perro lentamente observando su estado emocional. Es interesante dejar que nos olfatee despertando así su curiosidad. Para ello, podemos acercarle la mano para ganarnos poco a poco su confianza.

Los niños adoran a los animales y es por eso que debemos educarlos en el saludo a los perros. Los niños se acercan efusivamente a saludar y en ocasiones los perros se sienten molestos dando lugar así accidentes.

Enseñar a los niños a solicitar permiso y a acercarse delicadamente evitará sustos.

No vayas de frente

En un saludo a un perro es importante no enfrentarse cara a cara, ni mirar directamente a los ojos pues para nuestros amigos caninos al igual que para muchos otros animales esto es símbolo de confrontación y enemistad.

Es mejor acercarse de forma lateral, agachándose hasta su misma altura , especialmente si el perro es de raza pequeña, pues suelen ser más asustadizos.

Es importante evitar su cara, incluyendo el hocico al acariciarle.

Una vez a su altura una caricia suavemente en el cuello les relajará,  continuando después por el lomo, lo que le dará confianza y seguridad.

Cada perro es diferente

La actitud y la reacción del perro a un saludo dependerá del tamaño, de las experiencias previas que han tenido, si siente hambre, si está acostumbrado a socializar con personas… No todos los perros reciben igual los estímulos.

Si tenemos un perro en nuestra familia los saludos que le hacemos a nuestro amigo pueden no ser tan agradables para otros perros, por eso debemos respetar a los perros y dueños que nos encontramos.

Es conveniente cuidar el tono de voz a la hora de hablar a nuestros amigos peludos, la emoción y el entusiasmo hace que les hablemos en voz alta y que les chillemos, lo que les hace sentirse molestos.

Algunos perros sienten miedo y se sienten amenazados si la persona que les saluda lleva puesto sombrero o gorra, por lo que por seguridad debemos retirarlos previamente.

Los perros son tremendamente adorables y empáticos con las personas. Respetemos su espacio para que nos respeten a nosotros y respeten a extraños.

 

Posts recientes