¿Viaje en coche? Siempre con mi mascota

img-post-ejemplo

10 Abril 2019

A las puertas de las vacaciones de Semana Santa estarás planeando una escapada y tu mascota será la mejor y más fiel compañera de viaje. Desplazarte en coche con tu perro o gato no será un problema y se convertirá en una experiencia segura y placentera si sigues la normativa vigente y utilizas los accesorios necesarios.

Pero surgen muchas preguntas a la hora de organizar un viaje en coche: ¿dónde debe situarse el animal?, ¿qué reglamento indica la Dirección General de Tráfico (DGT)?, ¿qué accesorios necesito para cumplir la regulación? Te lo aclaramos todo en este post para que tu viaje en coche sea una vivencia fabulosa.

Sistemas de retención para perros y gatos en el coche

Uno de los puntos más importantes a la hora de viajar en coche es que el animal esté cómodo, sujeto y seguro, evitando que se pueda mover libremente dentro del vehículo, pudiendo interrumpir en cualquier momento la conducción o que, en caso de sufrir una colisión, pueda salir despedido. Para ello, encontramos en el mercado diversos accesorios que se adaptan a los diferentes vehículos y al tamaño de cada mascota. Estos son los principales y más utilizados:

  • Transportín:

    Será un espacio cómodo y acogedor si tu mascota es de tamaño pequeño. Irá colocado siempre dentro del habitáculo del automóvil, en el suelo y detrás de los asientos delanteros. Situarlo sobre el asiento, sujeto con el cinturón, es una práctica habitual, pero, en caso de tener un accidente, la correa podría aplastar el transportín haciendo que este se rompa por la parte superior y que la mascota pueda sufrir graves lesiones.

    En cuanto a las
    medidas que debe tener el transportín, la normativa no determina nada concreto, por lo que todo dependerá del tamaño del animal que te acompañe en el viaje. En el mercado se pueden encontrar accesorios de este tipo con diferentes formatos -rígidos y de plástico, de tela y plegables...- y tamaños, que van aproximadamente desde los 41 cm de largo y 34 cm de alto hasta los más de 100 cm de largo y 70 de alto. También existen jaulas de metal para, por ejemplo, perros de gran envergadura. Estas, así como los transportines de mayor tamaño, se colocarán en el maletero del vehículo y en posición transversal a la dirección de la marcha.

  • Arnés:

    Este sistema de seguridad se utiliza especialmente con perros. El arnés se engancha al cinturón de seguridad del vehículo y, teniendo en cuenta la longitud que dejemos en la correa, evitaremos que el animal se golpee con los asientos delanteros en caso de sufrir un choque o de dar un frenazo brusco.

  • Rejilla divisoria: 

    Si nuestro animal viaja en el maletero habrá que colocar una rejilla separadora entre este y la cabina del coche, permitiendo que la mascota se mueva libremente sin molestar al conductor o a los ocupantes del vehículo. Pero hay que tener en cuenta que, al no estar sujeto, este puede sufrir lesiones en caso de sufrir un accidente, por lo que lo ideal será combinar este sistema con un transportín que proteja al animal.

Algunos consejos para viajar tranquilos y seguros

Además de los sistemas de seguridad que hemos mencionado, debes tener en cuenta algunos ‘tips’ que te facilitarán el viaje y que harán que tu mascota disfrute tanto como tú.

  • Si tu mascota no está acostumbrada a viajar en coche, es conveniente que comiences realizando trayectos cortos con el fin de que se adapte progresivamente a esta nueva situación. Cabe la posibilidad de que sufra mareos, igual que nos ocurre a las personas, por lo que, en ese caso, puedes consultar con tu veterinario para que te recomiende algún tipo de medicación adecuada para estos casos. Y, poco a poco, se irá acostumbrando. Procura, eso sí, no darle mucha comida y agua antes de salir para evitar posibles vómitos.

  • Ponle cerca algún accesorio suyo -un juguete, una mantita…- para que se sienta más relajado y tranquilo. Puedes utilizar una funda protectora para los asientos y evitar así que el coche se llene de pelos, barro, babas o cualquier otra cosa no prevista.

  • Asegúrate de llevar a mano toda la documentación necesaria -cartilla sanitaria, chip identificativo, etc.-. Para viajar con tu mascota en coche es necesario conocer la legislación vigente tanto en España como en el país al que te desplaces si vas a viajar al extranjero.

  • Realiza paradas frecuentes, cada dos horas aproximadamente, para que tu mascota pueda hacer sus necesidades, beber agua y quemar energía (para que pueda seguir tranquila el resto del viaje).

  • No dejes nunca a tu mascota encerrada en el coche, aunque el vehículo esté a la sombra, ya que la temperatura de este puede elevarse con mucha rapidez y en pocos minutos hacer que el animal sufra un golpe de calor.

  • Lleva los accesorios y la comida necesaria para cuidar a tu pequeño durante los días que vas a estar fuera (¡te recomendamos comprar comida de la gama Dibaq Sense!).

  • Y disfruta. Ahora solo falta llegar al destino y disfrutar de una nueva aventura junto a tu mascota. ¡Buen viaje!

Posts recientes