Perros y aglomeraciones, mala combinación

img-post-perros-aglomeraciones-mala-combinacion
26 abril 2018

Quedan pocos días para que disfrutemos de unos días de vacaciones y muchos de nosotros acudiremos a eventos, fiestas, procesiones u otro tipo de situaciones en las que se produce una gran afluencia de personas. Entonces nos preguntamos ¿es buena idea que nuestro perro nos acompañe en estos paseos?

Como siempre, la respuesta dependerá del comportamiento de nuestro perro, de aquello a lo que esté acostumbrado y de su carácter. Pero, en general, podemos decir que llevar a nuestro perro a lugares donde haya mucha confluencia de personas no suele ser una buena idea.

Los perros tienen un tamaño mucho menor que los humanos, con lo que su cabeza suele quedar muy por debajo. Esto puede hacer que se sientan agobiados, miedosos y que les cause un estrés que puede ser evitable.

Además, pueden ser pisados por personas que no los ven, causándoles heridas, traumatismos o golpes.

En eventos como por ejemplo las procesiones suele haber mucho ruido. Asimismo, en fiestas o verbenas también se producen estos ruidos, amén de los fuegos artificiales o pirotecnia. Recordemos que nuestros amigos los perros tienen el oído mucho más sensible que nosotros y estos sonidos pueden afectarles seriamente.

No podemos olvidar tampoco que hay personas que no les gustan los perros, incluso pueden tenerles bastante miedo, y el estar en un lugar con mucha gente y un perro al lado puede ser una experiencia bastante desagradable para ellos.

Si estamos de vacaciones en un lugar diferente al habitual o en nuestra ciudad, pero en un entorno que nuestro perro no conoce, a todo lo anterior debemos sumarle el cambio de escenario en el que intentará oler todo y así conocerlo, pero la afluencia de público es masiva, no podrá y esto le puede causar ansiedad.

En resumen, tu perro lo pasará mucho mejor si vais a lugares donde pueda correr y jugar libremente y donde el espacio no sea un problema. Busca un parque o similar con zonas habilitadas para que pueda correr y socializar y juntos lo pasaréis genial.

Ansiedad por separación en cachorros

img-post-ansiedad-por-separacion
20 abril 2018

El 15% de los perros sufren de ansiedad por separación cuando los miembros de la familia salen de casa, pero este porcentaje aumenta significativamente en el caso de cachorros. Y aunque en menor medida y pese a su fama de independientes, los gatos también pueden sufrir esta ansiedad en ocasiones.

 

Hoy os damos una serie de consejos para que poco a poco podáis reducir este malestar en vuestras mascotas cuando se quedan solas en casa.

En primer lugar, cuando un cachorro llega a nuestros hogares es fundamental trabajar la separación. Tendemos en muchas ocasiones a mimar demasiado a los cachorros (son tan tiernos que pensamos que es inevitable), pero debemos trabajar desde el primer día su independencia.

Empieza a hacer salidas cortas, premiando a tu mascota si cuando vuelves se encuentra tranquila y relajada.

No te despidas. Este es un error común entre muchos dueños de perros y gatos que lo único que consigue es aumentar su nerviosismo y ansiedad.

Al llegar, saluda a tu mascota, pero sin efusividad. Si el cachorro se encuentra muy excitado, lo conveniente es ignorarle hasta que se calme, reforzando esta actitud positiva cuando se produzca. Igualmente, es totalmente desaconsejable que le regañes por algo que haya hecho en tu ausencia, pues no es capaz de asociar la acción con el momento en el que le estás riñendo.

Deja a tu cachorro con uno de sus juguetes preferidos al marcharte de casa. Esto hará que se mantenga entretenido, seguro y cómodo. Al volver, retíralo. De este modo, asociará tus salidas con tener su objeto preferido y reduciremos la angustia que siente al separarse de ti.

Los cachorros son muy listos y pronto asocian nuestras rutinas al hecho de que salgamos de casa. Nos ponemos el abrigo, nos calzamos, cogemos las llaves. Por eso, os recomendamos realizar estas rutinas varias veces al día, pero sin salir de casa. De este modo, nuestro pequeño amigo dejará de asociar ciertos comportamientos al hecho de que se va a quedar solo. Realiza también pequeñas salidas que duren unos pocos minutos.

Cánsale: un perro que ha salido a la calle a correr y a jugar o un gato con el que hemos estado jugando durante un buen rato tiene menos posibilidades de sufrir cuando sales de tu hogar.

Si a pesar de poner en práctica todas estas actitudes, la ansiedad es demasiado fuerte, te recomendamos que lo consultes con tu veterinario para que pueda ofrecerte otras soluciones.

Viajando con mascota

img-post-viajando-con-mascota
10 abril 2018

Ya tenemos cerca las vacaciones de Semana Santa y muchos de vosotros tendréis preparado un viaje. Para aquellos que no renunciáis a viajar con vuestra mascota, hoy os damos una serie de consejos para hacer del viaje una experiencia fabulosa que queráis repetir frecuentemente.

En primer lugar, debemos pensar en el medio de transporte que vamos a utilizar para nuestro viaje:

–          Si viajamos en coche, es imprescindible que contemos con sistemas de sujeción adecuados para nuestra mascota. Ante un frenazo brusco, si no se encuentra bien sujeta, puede provocar daños irreparables tanto en el animal como en las personas que ocupen el vehículo.

–          Si viajamos en avión, debemos comprobar siempre las restricciones de la aerolínea con la que hagamos el viaje con respecto a las mascotas. Generalmente, las más pequeñas pueden ir en cabina dentro de un transportín homologado, mientras que aquellos animales de mayor tamaño deberán ir en bodega.

–          Los trenes en nuestro país admiten mascotas en los servicios de AVE, Larga Distancia, Avant y Media Distancia Convencional siempre que no superen los 10 kg y dentro de un transportín.

–          Algunas compañías de autobús admiten mascotas, pero generalmente estas deben ir en el maletero, una experiencia que puede no ser demasiado agradable para nuestro animal de compañía.

En cuanto al destino, debemos tener en cuenta una serie de condiciones:

–          Si viajas a un país extranjero, debes informarte en la embajada correspondiente sobre los requisitos que debe cumplir tu mascota para entrar al país y si debe estar en cuarentena antes de pasar la frontera. En ocasiones, es mejor dejar a nuestro animal con una persona de confianza antes de hacerle pasar por trámites innecesarios.

–          Antes de realizar una reserva en un hotel, casa rural, apartamento o cualquier otro tipo de alojamiento, asegúrate de que tu mascota será bien recibida para evitar malentendidos.

–          A la hora de elegir el destino, escoge uno donde tu mascota esté cómoda, tenga lugares para pasear y correr en el caso de los perros o que estén protegidos ante salidas intempestivas.

–          Una vez llegados a destino, es importante que dediques un tiempo a que tu mascota conozca este nuevo entorno.

–          Localiza en el entorno una clínica veterinaria; ojalá no tengas que recurrir a ella, pero es mejor estar informado.

Recuerda meter en la maleta la documentación de tu mascota. En el caso de España, recuerda que es imprescindible el Pasaporte Europeo para animales de compañía.

Y por supuesto, no olvides llevar su comida, un par de sus juguetes preferidos, su manta y todo aquello que consideres que haga de su estancia un placer. Ahora solo os queda disfrutar juntos de estos días de vacaciones.

Cómo mantener sana la boca de tu perro

img-post-como-cuidar-el-pelo-de-nuestro-perro-1
06 abril 2018

Mantener en buenas condiciones la salud bucal de tu perro es un plus para su salud en general. La etóloga Alexandra Horowitz, autora de éxitos como “En la mente de un perro” afirma que la salud dental de un perro está directamente relacionada con su longevidad y que aquellos perros que más y mejor viven son aquellos que tienen dueños que se han preocupado de su salud dental.

Para mantener limpia y sana la boca de tu peludo, es necesario que desde cachorro le inculques el hábito de la limpieza dental. Para ello, cepíllale los dientes de manera habitual. Si le acostumbras desde pequeño, será mucho más sencillo este hábito. Recuerda utilizar un cepillo de dientes y una pasta especial para él: tu veterinario de confianza podrá asesorarte en ese sentido. Es importante que después del cepillado refuerces positivamente la actitud de tu perro, dándole algún premio o juguete, para que lo asocie a algo bueno.

En el mercado encontrarás también productos en forma de golosina que están especialmente indicados para eliminar el sarro y la placa bacteriana. De este modo además refuerzas el hábito de morder y masticar que le ayuda a mantener una boca sana y fuerte y a eliminar excesos de suciedad que pudieran estar entre sus dientes y encías.

Si tu perro tiene la dentadura sensible, es fundamental que el alimento que le proporciones sea el adecuado. Nosotros te recomendamos Fitmin Dog Solution Soft & Juicy, que ayuda a la salud bucal de tu perro mediante una combinación única de proteínas, algas y ácidos grasos omega 3 y 6.

Es muy importante que una vez al año el veterinario revise la boca de tu perro, pues en muchas ocasiones se requiere una limpieza profesional que se realiza en la clínica y con anestesia. Este proceso es muy similar al de la limpieza dental en humanos y está indicado para eliminar el exceso de placa y sarro que se haya ido acumulando en las encías. Si en cualquier momento detectas cambios en la boca de tu perro como la aparición de mal aliento, sarro o quistes, es importante que contactes de inmediato con un veterinario para que valore el tratamiento más adecuado a seguir.

En definitiva, manteniendo unos sencillos hábitos, ayudaremos a nuestro perro a tener la boca sana, limpia y a que sea un perro feliz.