¿De dónde viene mi perro?

img-post-donde-viene-mi-perro
31 agosto 2018

Los orígenes de las razas de perro son muy variados. Por esta razón Lili Chin, una artista malasia que ha vivido en varios continentes, ha creado un mapa donde aparecen muchas de las razas existentes, situando cada una de ellas en su país de procedencia. Además, esta artista retrata a petición los perros de sus clientes, siempre con una sonrisa; parte de los beneficios que obtiene los dona a grupos de rescate de animales o protectoras.

Mediante dicho mapa, podemos constatar que las razas de nuestro país son el perro de agua andaluz, el mastín pirenaico, el podenco (en varias de sus razas), el pachón navarro y algunos más.

En total, son más de 300 las razas ilustradas en el mapa, que le ha llevado años de trabajo e intensa colaboración con expertos en el mundo de las razas caninas. Aunque están dibujados como si fueran caricaturas, a la vez nos sorprende su realismo, pues son fácilmente identificables.

Te recordamos que en función de la raza de tu perro y su tamaño, podrás encontrar la alimentación más adecuada para él en nuestra web.

Si quieres ver el mapa completo, pulsa aquí: https://www.doggiedrawings.net/map

¿Has conseguido encontrar el tuyo? Posiblemente te sorprenda su origen. Cuéntanos en los comentarios y así sabremos qué razas son las que más predominan entre nuestros lectores.

Libros protagonizados por mascotas

img-post-libros-protagonizados-mascotas
31 agosto 2018

¿Os gusta leer? ¿Sois amantes de los animales? Si habéis respondido afirmativamente a ambas preguntas, estamos seguros de que os va a gustar nuestra entrada de hoy en el blog. Os proponemos una serie de lecturas en las que podemos aunar ambas pasiones.

 

«Soy un gato«, de Natsume Sōseki. Esta novela gira en torno a un gato que convive con una serie de disparatados personajes en la ciudad japonesa de Tokio. A través de los ojos de este gato sin nombre podemos conocer cómo vivía la población japonesa en el año 1905. Una lectura que nos ha enamorado y cautivado.

Patas de perro”, de Carlos Droguett. Este libro cuenta la historia de Bobi, un niño que nace con patas de perro que nos hará reflexionar sobre cómo tratamos a los que son diferentes y a su vez, a los animales.

Un gato callejero llamado Bob”, de James Bowen. Cuando un músico callejero encuentra a un gato pelirrojo herido acurrucado en el descansillo de su piso, no podía imaginar hasta qué punto su vida iba a dar un giro radical.

El arte de conducir bajo la lluvia”, de Garth Stein. En Mongolia, cuando un perro muere es enterrado en lo alto de la montaña para que nadie pueda pisar su tumba. Os avisamos, tened a mano el paquete de pañuelos, pues la novela es muy conmovedora.

Historia de una gaviota y del gato que le enseñó a volar”, de Luis Sepúlveda. Zorbas, un gato “grande, negro y gordo”, se compromete con una gaviota a criar a su polluelo y sobre todo, a enseñarle a volar. Una tarea que no será nada sencilla.

El curioso incidente del perro a medianoche”, de Mark Haddon. Aunque el protagonista no es un perro, sino un niño con autismo, hemos elegido este libro porque nos ha tocado el corazón. La muerte de un perro es lo que hace al protagonista de nuestra historia salir de su pequeño mundo y empezar a interactuar con el resto.

En mi casa no entra un gato: Diario de un gatuno primerizo”, de Pedro Zuazua Gil. Se trata de un recopilatorio de los artículos que ha ido escribiendo en un diario. Su autor, convencido de que nunca va a tener un gato, acaba encontrando a Mía y ambos acaban formando un gran equipo. Diversión y risas aseguradas con las anécdotas de este gatuno primerizo.

Los perros duros no bailan”, de Arturo Pérez-Reverte. Maravillosa novela negra en la que los protagonistas son perros en un mundo en el que rigen sus propias reglas.

El gato que curaba corazones”, de Rachel Wells. Alfie es un gato que solo necesita una chimenea y mimos para ser feliz. Un día tiene que abandonar su hogar y termina en un barrio donde hace todo lo posible por ser acogido por una nueva familia; lo que no saben los vecinos es que Alfie es un gato muy especial.

Todos los perros de mi vida”, de Elizabeth von Arnim. La duquesa von Arnim relata su vida a través de todos los perros que la han acompañado, destacando su nobleza por encima de todo.

¿Tenéis alguna recomendación que nos queráis contar? Dejad vuestras opiniones sobre los libros en la sección “Comentarios”.

¿Cuánto cuesta mantener a una mascota?

img-post-cuanto-cuesta-mantener-una-mascota
21 agosto 2018

Es difícil establecer cuánto cuesta mantener a una mascota, ya que esto depende de varios factores. Si acotamos el término “mascota” a perros y gatos, lo principal que tenemos que distinguir es si hablamos de cachorros o ya han superado una determinada edad.

No obstante, hay ciertos gastos que, en cualquiera de los casos, su dueño tendrá que asumir y que podemos agrupar en:

  • Gastos de seguridad

Las cuestiones de seguridad, que suelen ser más costosas cuando hablamos de cachorros, se centran en asegurar el bienestar y la salud de la mascota en cuestión.

Por lo general, implican un mayor coste cuando hablamos de cachorros, dado el protocolo de vacunación que se debe de seguir y la adquisición de un microchip para poder identificar al animal en caso de robo o pérdida.

A estos costes habría que añadir el del seguro de Responsabilidad Civil por daños a terceros, obligatorio según la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos. Este solo aplica en el caso de que tu mascota sea una raza clasificada como PPP («perro potencialmente peligroso»).

También, con carácter opcional, muchas compañías de seguros ofrecen coberturas para animales. Estas cubren desde gastos derivados de la asistencia sanitaria a las pérdidas que pueden originarse por su fallecimiento.

Ya sea a través de una compañía aseguradora, o de forma particular, se debe de contemplar el gasto del veterinario para revisiones (prevención), o en caso de precisar un servicio de urgencias porque enferme de repente. Al coste del profesional, habría que añadir el derivado de las medicinas que se le prescriban para superar la patología que pueda sufrir.

  • Gastos de alimentación/higiene

Otro gasto fijo que, en gran medida, condiciona al anterior es el de asegurar que tu mascota siga una dieta específica acorde a características fisiológicas.

Adquirir piensos de calidad que cumplan con todos los nutrientes requeridos, es indispensable para mantener sus defensas altas y evitar enfermedades.

Del mismo modo, debemos mantener una higiene correcta respetando la periodicidad de los baños de nuestra mascota. Si les bañamos con más asiduidad de la recomendada por el especialista corremos el riesgo de alterar su pH y con ello generarle alergias. Por el contrario, si no cumplimos con los periodos de tiempo, podemos ocasionarle infecciones por desatención en su higiene.

Del baño se deriva el coste de geles de baño específicos, collares antiparasitarios, peluquería o corte de uñas. O, si decidimos llevarlos a sitios específicos, el coste que tengan asignados a estos servicios en particular.

  • Otros

Por último, hay que tener en cuenta gastos variables como el relacionado con los periodos vacacionales.

Si nadie puede cuidar de nuestra mascota mientras estamos de viaje, tendremos que recurrir a hoteles especializados en cuidado de mascotas.

También, en algunos destinos, podremos optar porque la mascota viaje con nosotros. En este caso tendremos que disponer de trasportín y hacer cargo a todos los suplementos que puedan derivarse de que nos acompañe.

En definitiva, adquirir una mascota es una responsabilidad que supone la asunción de ciertos gastos que aseguren su bienestar. Por ello, es importante planificar su llegada a casa  y analizar si podemos hacer frente a los gastos que se derivan de sus necesidades antes de que empiece a formar parte de la familia.

Tashirojima, la isla japonesa de los gatos

img-post-tashirojima
17 agosto 2018

Tashirojima es una pequeña isla localizada al norte de Japón, más concretamente en la ciudad de Ishinomaki, en la Prefectura de Miyagi.

Se la conoce como La isla de los gatos(猫島 o 猫の島)ya que estos son sus principales moradores. Con una población que no suma más de 100 habitantes, siendo el 83% mayores de 65 años, es una población envejecida.

Pero, ¿cómo es posible que en una isla conviva una media de 6 gatos por cada habitante, yendo esta cantidad en aumento? La respuesta la encontramos en motivos histórico-económicos y culturales.

Históricamente, la principal actividad económica de Tashirojima era la pesca. Al final del periodo Edo (principios del s.XVII a mediados del s.XIX), se introduce la sericicultura (el arte de la cría de los gusanos de seda para la consecución de este textil). Esto produjo una plaga de ratones, predadores de este tipo de insectos, que ponían en peligros los botes pesqueros. Para paliar este problema, los pescadores introdujeron gatos en la localidad y comenzaron a encariñarse de ellos. Consideraban que los gatos tenían la capacidad de predecir tormentas lo que ponía en riesgo la actividad pesquera.

La migración de la población a zonas urbanas y el hecho de que los gatos procediesen de un antiguo linaje doméstico, facilitó su asentamiento en la isla, teniendo una coexistencia amistosa con los humanos, sus cuidadores.

Adicionalmente, la cultura japonesa considera a los gatos como amuletos de la buena suerte. Ejemplo de ello es el tradicional Maneki Neko (招き猫), «gato de la suerte», escultura japonesa que simula la caricaturización de un felino y que traería fortuna a su dueño.

En definitiva, Tashirojima, se ha convertido en un lugar de turismo obligado para los amantes de los gatos que elijan Japón como destino vacacional.

 

¿Qué hago si mi perro tiene diarrea?

img-post-que-hago-si-mi-perro-tiene-diarrea
10 agosto 2018

A casi todos los que tenemos un perro nos ha pasado. De repente el pobre no puede más y hace sus necesidades donde no debe y además tiene diarrea ¿Qué debemos hacer en estos casos?

 

A casi todos los que tenemos un perro nos ha pasado. De repente el pobre no puede más y hace sus necesidades donde no debe y además tiene diarrea ¿Qué debemos hacer en estos casos?

Lo primero y fundamental es tranquilizarnos. En la mayoría de los casos las diarreas en los perros son un proceso que, si bien es molesto, no reviste mayor gravedad.

Cuando aparece esta dolencia, lo primero que tenemos que pensar es si hemos introducido alguna variación en la dieta de nuestro perro que haya podido causar el malestar. En caso afirmativo, es mejor volver a la dieta anterior o introducir los cambios poco a poco a lo largo de varios días.

Si sospechas que tu perro ha podido comer algo en mal estado o envenenado, es fundamental que contactes cuanto antes con tu veterinario de confianza. Así mismo, si en sus heces observas la presencia de pus, sangre o moco, deberás llevarlo a la consulta a la mayor brevedad.

En primer lugar, pondremos a nuestro perro a dieta. Esto consiste en que no le vamos a ofrecer comida de momento, pero sí dejaremos a su entera disposición agua fresca. Este ayuno debe durar unas 24 horas. Una vez pasado este tiempo, se debe ofrecer una comida sin grasas y de fácil digestión; un ejemplo puede ser un poco de arroz hervido, pollo cocido (sin piel y por supuesto, sin huesos) o pescado hervido. En el caso de cachorros, reduciremos estos tiempos a la mitad.

Es fundamental que el bebedero de tu perro esté perfectamente limpio, para ello lávalo bien con agua muy caliente y acláralo cuidadosamente con el fin de que no quede ningún resto en el mismo.

No mediques a tu perro sin indicación del profesional de la salud animal, puedes empeorar el problema.

Una vez pasadas 48 horas, tu perro debería mostrar signos de recuperación. Si no es así, acude a tu veterinario de inmediato para que valore si la afección puede revestir gravedad. En caso de mejora, puedes ir introduciendo su dieta habitual paulatinamente.

 

 

 

Cómo cuidar el pelo de nuestro perro

img-post-como-cuidar-el-pelo-de-nuestro-perro
03 agosto 2018

Si quieres que el pelo de tu amigo canino luzca sano, brillante y lustroso, es importante que prestes atención a su cuidado. Desde Dibaq Mascotas te damos una serie de recomendaciones para ello:

 

  • Lo primero y quizá lo más importante es que cepilles bien a tu perro cada día. Tu profesional de la salud canina te indicará el tipo de cepillo más adecuado a la raza de tu mascota. De este modo, eliminarás la suciedad, polvo y demás elementos que pueda traer de la calle y además favorecerás que no se produzcan enredos.
  • Utiliza un champú adecuado para tu perro. Por supuesto, no es nada recomendable el uso de champús para humanos, pero deberás tener en cuenta el tipo de pelaje que tiene para escoger el jabón adecuado. Si lo bañas en casa, recuerda que has de cepillarlo justo antes del baño.
  • Si no eres muy manitas, deja los cortes de pelo de tu perro para los profesionales. En caso de que decidas hacerlo tú, es muy recomendable que compres una maquinilla especial para su uso en perros.
  • El alimento que le das a tu perro puede influir de manera sustancial en su pelaje, nosotros te recomendamos este rico en salmón, que gracias al Omega 3, hará que tu perro sea la envidia del parque.
  • Las zanahorias son muy saludables para la salud de tu peludo. Dale una o media al día (dependiendo de su tamaño) y verás cómo su pelo se torna más brillante.
  • El ejercicio es una manera divertida y estupenda de mantener sano el pelo de nuestros perros. Si hace ejercicio de manera habitual, se activará la producción de sangre y oxígeno, lo que contribuye a su bienestar y por supuesto, a mantener un pelo sano.

 

Si notas cambios bruscos en el pelaje de tu perro, como una caída excesiva o aparición de escamas o caspa, es fundamental que consultes con tu veterinario sobre las causas y el tratamiento adecuado en cada caso.