El salmón: un beneficioso aliado para tu perro

39c71-00-petcare-dibaq_sense-salmon-post_688x479
27 noviembre 2019

El salmón podría considerarse un súper alimento y no solo para los humanos, ¡también para los perros! Su alto contenido en ácidos grasos, como EPA y DHA, y aceites Omega 3 le convierten en uno de los pescados más nutritivos y completos. Además aporta un importante contenido de vitaminas, minerales y calorías beneficiosas para nuestros compañeros de aventuras, ayudándoles a prevenir determinadas enfermedades y a mejorar su sistema inmunitario.

Lo ideal para tu compañero peludo será buscar un alimento específico para perros elaborado a base de salmón para evitar cualquier peligro derivado de la ingesta del pescado fresco al natural, como las espinas o determinadas bacterias. Por eso debes encontrar un producto de calidad, sabroso y de confianza, como es Dibaq Sense Salmón de Dibaq Petcare para perros adultos de todas las razas. Se trata de un pienso grain free -sin cereales- elaborado con salmón fresco, que le ayudará a su sistema inmunológico y a mejorar su pelaje.

Los beneficios que las mascotas aportan a los niños

addf1-14-perro_ninias_familia-post_688x479
20 noviembre 2019

¡El 20 de noviembre se celebra el Día Universal del Niño! Los niños son el pilar, la revolución y la alegría de cada casa. ¡Y más si comparten su hogar con mascotas! Queremos aprovechar esta bonita jornada para contarte el importante vínculo que puede crearse entre los más pequeños de la casa: los niños y los peludos, especialmente si se trata de perros o gatos.

Si tienes niños y estás pensando en hacer crecer la familia con una mascota, ¡no lo dudes!… se convertirá en el mejor amigo para su desarrollo. Un animal en casa puede ser un excelente compañero de juegos, un maestro para sus sentidos y un refuerzo para cualidades como la creatividad y la empatía. ¡Te lo contamos los beneficios que las mascotas aportan a los niños!

Un buen amigo para su desarrollo

Convivir con una mascota en casa hará que los niños no le vean como un “juguete”, sino como un ser vivo y un miembro más de la familia. Aprenderán a ser más respetuosos con los animales y a desarrollar el sentido de la responsabilidad. Cuidar de un animal doméstico les hará más conscientes y partícipes de las necesidades que requieren a diario. Todo un reto. Adapta las tareas que implique el cuidado de tu mascota a la edad de los peques de la familia. Los de menor edad pueden encargarse de cambiar el agua o del cepillado y los más mayores pueden realizar tareas de más responsabilidad, como darles el paseo diario. 

Compañeros de educación y juegos

Tener una mascota en casa trae muchos beneficios para toda la familia, pero especialmente en el caso de los niños. Los perros o los gatos pueden convertirse en inagotables compañeros y maestros para los peques de la casa y les ayudarán además a estimular su creatividad y sentidos, invitándoles a descubrir nuevas maneras de jugar.

Mejor desarrollo social y emocional

La convivencia con un animal en casa implicará además un importante refuerzo en su empatía frente a otros seres vivos. Los niños que comparten su vida con animales tienen un aporte extra de compañía y amor en casa y desarrollan la capacidad de comprender y asumir mejor temas vitales como la reproducción o la muerte. 

Menos sentimiento de estrés e inseguridad

Los expertos afirman que los niños perciben un importante apoyo emocional por parte de mascotas como perros o gatos, creando fuertes lazos afectivos entre ellos. De esta forma, los animales ayudan a los niños a superar situaciones de miedo, soledad o tristeza, siendo un importante apoyo para ellos después de sus padres. El contacto con los peludos de la casa, como un abrazo, puede ayudar enormemente a superar un momento o etapa negativa de la vida, a crear una atmósfera de seguridad o a reducir el estrés producido por el ajetreo diario.

Menos riesgo de padecer asma y alergias

El sistema inmunológico de los niños que conviven con mascotas desde pequeños se verá reforzado. Según algunos expertos, la temprana exposición al pelo y la saliva de los animales hace que el cuerpo de los niños desarrolle una mayor inmunidad hacia estos agentes externos. Por ello, estarán más protegidos ante la posibilidad de padecer enfermedades como el asma o las alergias. Pero no bajes la guardia y estate atento a cualquier tipo de reacción que pueda aparecer en el cuerpo de tus pequeños de la casa. En este caso, no dudes en acudir al pediatra para que detecte cualquier tipo de incompatibilidad.

Más actividad física y menos rutina

Tener un animal de compañía será una razón diaria de peso para salir de casa y realizar algún tipo de actividad física, ya sea de bajo o de alto rendimiento. El simple hecho de tener una motivación para salir a dar un paseo será algo muy positivo tanto para los niños como para toda la familia y te ayudará mucho en caso de que a tus pequeños les guste mucho remolonear en el sofá. Un perro o un gato serán una fuente inagotable de actividad y los niños podrán jugar con ellos tanto dentro como fuera de casa. La actividad física ayudará a no caer en la rutina, a buscar actividades nuevas y, por ello, a hacer más felices a tus hijos y a ti. 

Ya has visto la cantidad de beneficios que tienen las mascotas para los niños, pero si quieres disfrutar de estos compañeros peludos en familia durante muchos años no olvides cuidar su alimentación. Si en tu casa convivís con un perro o un gato, te recomendamos utilizar algunas de las gamas de alimentos secos y húmedos de Dibaq, elaborados con ingredientes totalmente naturales, desarrollados por expertos en nutrición animal, que mejorarán la vida de tus fieles amigos. 

¡Y a seguir disfrutando de vuestra compañía durante muchos años más!

Diabetes canina, ¿cómo afecta esta enfermedad a tu perro?

b3786-04-perro_corte_pelo_calor-post_688x479
13 noviembre 2019

Los perros, al igual que les ocurre a los humanos, también pueden sufrir diabetes. Esta enfermedad provoca la incapacidad de tu peludo de producir o usar, de forma total o parcial, la insulina: una hormona que produce el páncreas y que permite a las células tomar la glucosa presente en la sangre y usarla para el buen funcionamiento del organismo. De esta forma, si tu perro padece diabetes canina no tendrá la capacidad de aprovechar el azúcar de los alimentos, algo esencial para el buen funcionamiento de todos sus órganos.

Aprovechando que el 14 de noviembre es el Día Mundial de la Diabetes, queremos arrojarte un poco de luz esta enfermedad para que conozcas sus síntomas, peligros y sus factores de riesgo.

¿Qué le ocurre a tu perro cuando tiene diabetes?

La diabetes es una enfermedad que afecta a los niveles de glucosa que tienen tanto los seres humanos como los animales y que supone una de sus principales fuentes de energía. La glucosa se obtiene a través de los alimentos y las reservas que guarda nuestro cuerpo. Por eso, si tu perro padece diabetes canina significará que tiene un nivel de glucosa en sangre demasiado alto -hiperglucemia- o demasiado bajo -hipoglucemia-, ya sea porque su cuerpo no produce la suficiente insulina -diabetes tipo 1- o porque las células de su cuerpo no la utilizan de forma correcta -diabetes tipo 2-.

En la mayoría de los casos, se trata de una enfermedad crónica y su desarrollo provocará un trastorno importante del metabolismo de tu perro, por lo que estar atento a sus síntomas y hacer un seguimiento minucioso será imprescindible para hacer un diagnóstico correcto y evitar cualquier complicación futura. 

Qué síntomas tiene la diabetes en perros

  • Producción excesiva de orina: si notas que tu compañero peludo tiene más ganas de orinar de lo normal podría ser una de las señales de alerta de que padece diabetes canina. Cuando un perro tiene un nivel de azúcar en sangre más alto de lo normal tendrá que eliminar este exceso por el riñón y lo hará junto a grandes cantidades de agua.  
  • Aumento de la sed e ingesta de agua: tu perrete sentirá mucha más sed de lo normal y esto vendrá derivado de la necesidad anterior de eliminar la glucosa a través de la orina, con la consiguiente pérdida de agua.
  • Aumento del apetito: el reparto de energía en el cuerpo de tu peludo no se hará de forma correcta, de manera que este tendrá cada vez más hambre. La glucosa de la sangre no llega de la forma adecuada a las células, por lo que tu perro sufrirá una carencia de energía que se traducirá en una necesidad mayor de ingerir alimentos.
  • Reducción de peso: igual que en el caso anterior, la mala gestión de la glucosa en la sangre puede conllevar a una pérdida de peso debido a que el cuerpo de tu amigo tratará de conseguir los recursos energéticos que le faltan a partir de su propio organismo. 
  • Otros síntomas: si tu perro sufre otras alteraciones como pueden ser cambios en su comportamiento, contracciones musculares, ansiedad, estreñimiento, vómitos, diarrea, infección de orina o inflamaciones en partes del cuerpo como la cabeza o el cuello, no dudes en acudir a tu veterinario de confianza ya que pueden ser también síntomas de una diabetes canina.  

Detecta a tiempo la enfermedad y evita complicaciones

La diabetes en perros, si no se identifica y trata a tiempo, puede tener consecuencias graves, ya que comenzaría a fallar el funcionamiento de órganos básicos, provocando, por ejemplo, la pérdida de visión -con cataratas o ceguera-; un mal funcionamiento de los riñones -con infecciones de orina e insuficiencia renal-; o deshidratación, desmayos y vómitos, que podrían terminar provocando una caída en coma. 

Factores de riesgo de tu perro para ser diabético

Te preguntarás cuáles son los factores de riesgo más comunes en los perros. Aunque puede afectar a canes de cualquier edad, raza o sexo, algunos de los principales causas responsables de la aparición de esta enfermedad son las siguientes:

  • Sobrepeso: los perros con obesidad o exceso de peso tienen un riesgo muchísimo más elevado de padecer diabetes a lo largo de su vida. Por eso será básico que cuides su alimentación con piensos elaborados con productos naturales y frescos y cuya composición aporte una receta completa y equilibrada para tu perro, como las gamas de alimentos para perros que te ofrece Dibaq Petcare
  • Edad: los perros más propensos a padecer diabetes son mayores de 7 u 8 años, por lo que se trata de una enfermedad que se da mucho más en perros mayores y de mediana edad.
  • Raza: respecto a las razas no hay unas conclusiones muy claras. Aunque parece ser que la genética está implicada de forma directa en su padecimiento, diversos estudios fijan algunas razas como más propensas a padecer esta enfermedad, como pueden ser los samoyedo, pinschers, chow chow, beagle o schnauzer, entre otras.
  • Sexo: otro factor a tener en cuenta es el sexto de tu amigo peludo. Parece que los casos de diabetes canina se dan con mayor número en hembras que machos, especialmente cuando se encuentran en edades avanzadas.

Las pruebas clínicas y el seguimiento, tus aliados

Si resulta que tu amigo peludo sufre de diabetes canina debes saber que su esperanza de vida y su día a día puede ser igual que la de cualquier otro perro sano siempre que siga los cuidados adecuados. Pero, ¡atento! Los primeros seis meses de tratamiento serán claves, ya que comienza la terapia con insulina y se regularán los niveles de glucosa.

Ambos deberéis acostumbraros a vuestra nueva vida ya que el tratamiento para un perro diabético será crónico. Pero con el seguimiento y cuidado adecuados no notaréis la diferencia. La insulinoterapia, una dieta sana, el control de su peso y el ejercicio serán fundamentales para que la enfermedad de tu perrete esté controlada y no sufra casos de niveles extremos de azúcar en la sangre.

Ponte en contacto con nosotros para que te recomendemos los alimentos más adecuados si tu perrete sufre del algún tipo de sensibilidad alimenticia.

¡Y a seguir disfrutando juntos!

¿Tu gatito ya es mayor? Adapta la alimentación a sus necesidades

3203e-15-gato_comiendo-post_688x479
06 noviembre 2019

Si en tu casa reina desde hace años un pequeño peludo ya conocerás a la perfección sus gustos y preferencias. Pero en el caso de su alimentación nunca puedes bajar la guardia. Al igual que nos sucede a los humanos, las necesidades nutritivas de un gato cambiarán con el paso de los años.

¿Has adaptado su alimentación a las exigencias que tiene un gatito mayor? La elección del tipo de comida dependerá de su edad, estado fisiológico y condición física, su raza y el tipo de vida que haya llevado anteriormente, entre otros factores. Hoy te damos algunas pistas sobre cómo alimentar a tu gato mayor para proporcionarle una mejor calidad y expectativa de vida.

Alimentación, clave cuando un gato envejece

Los gatos pasan aproximadamente el 40% de su vida en la denominada como “tercera edad” y es, por lo general, a partir de los 8 o 10 años cuando comienzan a ser menos activos y a revelar un metabolismo más lento. Sus órganos se van desgastando, sus riñones y su aparato digestivo no funcionarán de la misma manera, y por ello no tendrá la misma capacidad de absorción de los nutrientes y grasas de los alimentos. 

Para mantener a tu gato en su peso ideal y que su alimentación sea equilibrada este no debe abusar de ciertas proteínas, para prevenir problemas renales, ni de azúcares ni calorías, para evitar la obesidad, que puede agravar otros problemas de salud colaterales. Por eso te recomendamos un tipo de alimentos que contengan: 

  • Un contenido moderado de grasas.
  • Hidratos de carbono de fácil digestión.
  • Minerales esenciales para cuidar las articulaciones.
  • Menos calorías y azúcares para evitar el sobrepeso
  • Proteínas de alta calidad y con baja concentración de fósforo para proteger sus riñones.
  • Vitaminas B2 y B12 que ayudan a la renovación celular sanguínea y al sistema nervioso central.
  • Omega 3 y 6 y vitaminas A y D para reducir el colesterol y fortalecer los huesos.

Busca la calidad de los ingredientes

La alimentación es clave para que el gato sea más longevo, a lo que habrá que sumarle una adecuada atención sanitaria y unos hábitos de vida saludables. La calidad de los ingredientes del pienso que elijas para tu gato doméstico debe ser óptima y contener, además, una cantidad adecuada de proteínas, fósforo y ácidos grasos. Puedes buscar entre las diversas gamas de alimentos para gatos senior de Dibaq Petcare la que mejor se adapte a tu peludo compañero de batallas. Todas están elaboradas con materias primas de primera calidad e ingredientes naturales que favorecen la salud del minino y que le ayudarán a estar alimentado de manera equilibrada.

Comida blanda para sus dientes

En vez los alimentos secos opta por dar a tu gatito senior alimentos húmedos que le faciliten su ingesta. Este tipo de comida es más blanda y por ello más sencilla de masticar cuando sus dientes empiecen a deteriorarse con la edad, lo que le puede provocar dolor y malestar y, por ende, pérdida de apetito. Por eso deberás tener más cuidado que nunca con su higiene bucal y buscar un alimento húmedo que le guste para que tenga que ejercer menos presión con la mandíbula al masticar. 

Más hidratación a través de la comida

Los gatos adultos, con la edad, van perdiendo la capacidad de sentir sed, pero beber el agua suficiente será fundamental para que sus riñones funcionen bien. Por eso deberás estar atento a la ingesta de agua que hace tu minino y su alimentación será un buen aliado para conseguir su correcta hidratación. Si tu peludo tiene problemas para beber la cantidad de agua suficiente, el alimento húmedo te ayudará a aportarle una cantidad extra de hidratación. Procura también tener siempre su cuenco limpio y con agua fresca.

Lo esencial para tu amigo peludo será que consigas mantener su apetito, así que no hace falta que seas tan estricto como antes y si ves que tu gato prefiere una u otra cosa puedes ceder un poco a sus inclinaciones culinarias. Lo importante será que no deje de comer. Y recuerda que, ante cualquier indicio extraño en la salud de tu compañero, no dudes en consultar con un veterinario, además de aumentar las frecuencia de las revisiones. 

¡Y a seguir disfrutando de la vida juntos!