addf1-14-perro_ninias_familia-post_688x479
20 noviembre 2019

¡El 20 de noviembre se celebra el Día Universal del Niño! Los niños son el pilar, la revolución y la alegría de cada casa. ¡Y más si comparten su hogar con mascotas! Queremos aprovechar esta bonita jornada para contarte el importante vínculo que puede crearse entre los más pequeños de la casa: los niños y los peludos, especialmente si se trata de perros o gatos.

Si tienes niños y estás pensando en hacer crecer la familia con una mascota, ¡no lo dudes!… se convertirá en el mejor amigo para su desarrollo. Un animal en casa puede ser un excelente compañero de juegos, un maestro para sus sentidos y un refuerzo para cualidades como la creatividad y la empatía. ¡Te lo contamos los beneficios que las mascotas aportan a los niños!

Un buen amigo para su desarrollo

Convivir con una mascota en casa hará que los niños no le vean como un “juguete”, sino como un ser vivo y un miembro más de la familia. Aprenderán a ser más respetuosos con los animales y a desarrollar el sentido de la responsabilidad. Cuidar de un animal doméstico les hará más conscientes y partícipes de las necesidades que requieren a diario. Todo un reto. Adapta las tareas que implique el cuidado de tu mascota a la edad de los peques de la familia. Los de menor edad pueden encargarse de cambiar el agua o del cepillado y los más mayores pueden realizar tareas de más responsabilidad, como darles el paseo diario. 

Compañeros de educación y juegos

Tener una mascota en casa trae muchos beneficios para toda la familia, pero especialmente en el caso de los niños. Los perros o los gatos pueden convertirse en inagotables compañeros y maestros para los peques de la casa y les ayudarán además a estimular su creatividad y sentidos, invitándoles a descubrir nuevas maneras de jugar.

Mejor desarrollo social y emocional

La convivencia con un animal en casa implicará además un importante refuerzo en su empatía frente a otros seres vivos. Los niños que comparten su vida con animales tienen un aporte extra de compañía y amor en casa y desarrollan la capacidad de comprender y asumir mejor temas vitales como la reproducción o la muerte. 

Menos sentimiento de estrés e inseguridad

Los expertos afirman que los niños perciben un importante apoyo emocional por parte de mascotas como perros o gatos, creando fuertes lazos afectivos entre ellos. De esta forma, los animales ayudan a los niños a superar situaciones de miedo, soledad o tristeza, siendo un importante apoyo para ellos después de sus padres. El contacto con los peludos de la casa, como un abrazo, puede ayudar enormemente a superar un momento o etapa negativa de la vida, a crear una atmósfera de seguridad o a reducir el estrés producido por el ajetreo diario.

Menos riesgo de padecer asma y alergias

El sistema inmunológico de los niños que conviven con mascotas desde pequeños se verá reforzado. Según algunos expertos, la temprana exposición al pelo y la saliva de los animales hace que el cuerpo de los niños desarrolle una mayor inmunidad hacia estos agentes externos. Por ello, estarán más protegidos ante la posibilidad de padecer enfermedades como el asma o las alergias. Pero no bajes la guardia y estate atento a cualquier tipo de reacción que pueda aparecer en el cuerpo de tus pequeños de la casa. En este caso, no dudes en acudir al pediatra para que detecte cualquier tipo de incompatibilidad.

Más actividad física y menos rutina

Tener un animal de compañía será una razón diaria de peso para salir de casa y realizar algún tipo de actividad física, ya sea de bajo o de alto rendimiento. El simple hecho de tener una motivación para salir a dar un paseo será algo muy positivo tanto para los niños como para toda la familia y te ayudará mucho en caso de que a tus pequeños les guste mucho remolonear en el sofá. Un perro o un gato serán una fuente inagotable de actividad y los niños podrán jugar con ellos tanto dentro como fuera de casa. La actividad física ayudará a no caer en la rutina, a buscar actividades nuevas y, por ello, a hacer más felices a tus hijos y a ti. 

Ya has visto la cantidad de beneficios que tienen las mascotas para los niños, pero si quieres disfrutar de estos compañeros peludos en familia durante muchos años no olvides cuidar su alimentación. Si en tu casa convivís con un perro o un gato, te recomendamos utilizar algunas de las gamas de alimentos secos y húmedos de Dibaq, elaborados con ingredientes totalmente naturales, desarrollados por expertos en nutrición animal, que mejorarán la vida de tus fieles amigos. 

¡Y a seguir disfrutando de vuestra compañía durante muchos años más!