17688-perro-aburrido-post
06 febrero 2019

Los comportamientos destructivos de las mascotas suelen tener su origen en algo tan sencillo como el aburrimiento. Y ese aburrimiento puede venir provocado por pasar demasiado tiempo sólo en casa y/o no tener retos físicos y mentales a su alcance. Si tu perro no sabe qué hacer, es muy posible que su forma de pedir que los mires o escuches sea ladrando, rompiendo cosas, tirando la pelota encima tuyo o comportándose de forma extraña. ¡A veces puede parecer que no tiene control!

Si tu pequeño amigo pide atención con insistencia, intenta no cabrearte. Debes tener en cuenta que cuando tu amigo peludo te llama, no diferencia si estás realizando una actividad importante o si estas tan aburrido como él. Mantener a nuestro animal sin prestarle atención por un largo período y luego reñirlo porque ladra o muerde es realmente contraproducente para ellos, porque no entenderan absolutamente nada.

Hoy te recomendamos una serie de consejos para combatir el aburrimiento y cansancio de tu perro y mantener a tu pequeñín activo y contento. ¡Sigue leyendo!

Da importancia a los paseos diarios

Los paseos al aire libre deben formar parte de la rutina diaria de tu perro. De hecho son muy necesarios para cualquier animal: las caminatas no solo ayudan a tu mascota a mantenerse en forma y cuidar de su salud física, sino que también velan por su bienestar psíquico.

Recuerde que, en general, un perro adulto necesita caminatas diarias que duren una media de 30 minutos para poder hacer ejercicio y establecer relaciones sociales con otros perros del entorno.

Además puedes intentar no limitar el paseo con tu perro a una simple caminata. ¡Intenta ser original! Usar diferentes juguetes para entretener a tu perro, sea una pelota o cualquier otro elemento, es una forma muy saludable para estimular a tu pequeñín.

Usa comederos interactivos o juguetes rompecabezas

Evitar el aburrimiento de los perros puede ser tan sencillo como presentarles nuevos retos a la hora de jugar con él o de comer. Aprovecha y utiliza los numerosos rompecabezas, juguetes o aparatos que ofrece el mercado y en los que tu animal debe usar su inteligencia y habilidades para encontrar su comida o algunos premios. ¡Le encantará tomarse tiempo para buscar!

Cambia de costumbres

Si siempre haces lo mismo, tu perro terminará acostumbrándose y cansándose de repetir todas las actividades cada día. Por ello te recomendamos cambiar cada cierto tiempo tus rutinas: elegir otros recorridos en tus paseos, pasear por nuevas calles, ir a nuevos parques, comprar otros juguetes… Todo esto te ayudará no sólo a entretener a tu compañero, también a educar a tu pequeñín en nuevos retos (cruzar semáforos, no tirar de correa, enfrentarse a perros desconocidos, etc.).

Ahora te toca a ti poner en práctica estos consejos. ¿Cuál crees que funciona mejor para tu mascota? ¡Cuéntanos tus experimentos para evitar el aburrimiento y los resultados que consigues!