img-post-donde-pongo-arenero
21 junio 2018

Ha llegado un gatito nuevo a nuestras vidas y debemos adaptar nuestro hogar para su llegada. Ahora solo queda decidir dónde colocamos su cama, sus cuencos para darle la mejor comida para gatos, el agua, su rascador… ¿y qué hacemos con el arenero?

Lo primero que debemos pensar es que, para evitar olores indeseables, el sitio más adecuado es uno que disponga de una buena ventilación. También hay que tener en cuenta que si hay más de un gato en la casa, debemos tener más de un arenero para que no tengan que “hacer cola” para su utilización.

Dado que los gatos son animales con un gran sentido de la higiene, es conveniente que el arenero esté lo más alejado posible de sus cuencos de comida. También es importante recordar que no debe estar colocada cerca de electrodomésticos que puedan hacer mucho ruido, como es el caso de las lavadoras o los lavavajillas, pues puede asustarles y estresarles a la hora de hacer sus necesidades.

Uno de los lugares más utilizados es el cuarto de baño, aunque en ocasiones puede ser un sitio con poca ventilación o con poco espacio. Para estos casos, hay areneros con forma de esquina que pueden ser una solución en lugares de tamaño reducido. Ten en cuenta la digestión de tu mascota para estos momentos y proporciónale la mejor comida para gatos que le evite problemas adicionales durante el proceso.

Algunos de nuestros clientes han solucionado esto poniendo el arenero dentro del plato de ducha o de la bañera, aunque si solo tenemos uno de estos sanitarios en casa, puede llegar a ser un tanto incómodo.

Si tienes una habitación que no utilicemos para dormir, también puede ser un buen lugar para colocar el arenero. Sobre todo, hemos de tener en cuenta que tiene que ser un sitio tranquilo, donde el gato pueda hacer sus necesidades, porque a nadie nos gusta que nos interrumpan en esos momentos ¿verdad?

Con una higiene adecuada del arenero, no tendremos problema en tenerlo en ninguna de estas estancias y será el propio gato el que nos indique su lugar.