b370e-img-post-ensenar-perro-hacer-pis-fuera
15 enero 2019

 Enseñar a tu perro a hacer pis fuera de casa es una de las primeras cosas que debes trabajar con él. Aquí tienes unos pequeños consejos que vendrán bien para hacer este aprendizaje más rápido y  sencillo.

Este es el primer dilema que se nos presenta cuando un cachorrito llega a nuestros hogares.

Una vez que ya tenga todas las vacunas en regla, puedes comenzar con la misión, pero es el veterinario quién te comunicará cuando puedes sacar a tu perro a pasear.

Los perros necesitan determinadas reglas de conducta y de convivencia.

Enseñar a tu mascota a no hacer pis en donde no debe es una tarea sencilla, sólo hace falta un poco de paciencia.

Es muy importante no castigar físicamente al perro cuando haga pis o caca en casa. El perro necesita aprender que no te gusta que haga sus necesidades en casa, y si lo hace debes decirle que no en tono serio, pero nunca castigarlo por eso.

No es útil restregarle el hocico del perro por la orina, porque el perro no lo asocia con un castigo.

Una forma de que el animal aprenda a hacer pis en un sitio determinado es poner papel de periódico o humedecedores y decirle que debe hacer pis ahí, llevarlo a ese lugar para que orine.

Si quieres que el perro no haga sus necesidades en casa, sino en la calle, la mejor forma de que aprenda es llevarlo a pasear todos los días a las mismas horas y anticipando los momentos en los que los perros suelen hacer sus necesidades:

  • después de comer

  • después de jugar

  • antes de dormirse por la noche

Ponle la correa antes de salir de casa y dirígete a algún pipí can cercano o alguna zona de tierra o hierba e intenta que no haga pis hasta que no lleguéis allí. Así se acostumbrará a no hacer pis en aceras o portales y entenderá que el suelo de vuestro hogar no es el idóneo.

Aguanta fuera de casa hasta que haga pis en la calle, y felicítalo en ese momento con buenas palabras y caricias y un premio de comida.

En caso de que el perro esté dando vueltas por casa ansioso, sácalo a pasear porque lo más probable es que necesite hacer pis o caca y que por eso esté así.

Es importante que tengas paciencia, pero también que seas disciplinado y regular en los paseos. Un buen hábito en higiene te ahorrará muchos quebraderos de cabeza.

Por último, es necesario diferenciar a un cachorro de un perro adulto, dado que la retención no es la misma en ambos casos.

Físicamente los cachorros tienen una capacidad de aguante más o menos de:

45 minutos: 3 semanas

75 minutos: 8 semanas

90 minutos :12 semanas

2 horas:18 semanas.

Ten paciencia para enseñarle, aprenderá. Con mucho cariño y muchas salidas diarias a la calle ¡Lo conseguireis!