2ded5-25-perro_hombro-post_688x479
20 marzo 2019

Algunos famosos pueden llegar a sentirse muy solos a pesar de estar siempre rodeados de gente y tener una vida muy glamourosa. Por ello, muchos de ellos buscan la compañía de mascotas y deciden adoptar o comprar a un pequeñín. En muchos casos estos animales terminan siendo un miembro más de su familia y participan en numerosas actividades de sus dueños (desde ir a eventos hasta hacer deporte).

Hoy te contamos algunas de las historias de amor más conocidas entre algunas celebrities y sus compañeros de cuatro patas. ¡Sigue leyendo y descubre sus secretos!

Bill Clinton y Socks

Cuando el estadounidense Bill Clinton era todavía gobernador de Arkansas, adoptó a un felino para su hija Chelsea al que llamó Socks (Calcetines en español). Poco tiempo después la familia Clinton dio el salto a la Casa Blanca y el gatito, que había sido recogido de la calle, se convirtió en la mascota más famosa de Estados Unidos.

Durante los dos periodos en los que Bill Clinton fue presidente, Socks correteaba al lado de su amo por el jardín, se colaba en la sala de prensa o visitaba escuelas y hospitales. Su popularidad creció tanto que llegó a tener su propia página web y recibía gran cantidad de correo desde todas las partes del país.

El minino murió años después de ser gato presidencial, el 20 de febrero de 2009, a la edad de 18 años… y gracias a su popularidad, el día de su muerte se sigue considerando en muchos países el Día Internacional del Gato.

Salvador Dalí y Babou

El pintor español adoraba a los animales… pero su amor por lo surrealista y la excentricidad no le permitió tener una mascota normal y corriente: en los años 60 adquirió a Babou, un ocelote o leopardo salvaje al que llevó en muchos de sus viajes.

Una de sus anécdotas más famosas tuvo lugar en el centro de Manhattan (Nueva York): el pintor apareció con su compañero en un restaurante y, ante el asombro y el terror general, explicó que su pequeño era un “gato doméstico normal” cuya piel de leopardo él mismo había pintado. ¡Todo un personaje!

Paul McCartney y Martha

En 1966 los Beatles publicaban una de sus canciones de amor más bonitas: Martha, my dear. Muchos creyeron que Paul McCartney había compuesto la letra en honor a alguna de sus amantes… pero realmente no fue así. Tal como el cantante explicó, “la canción es realmente sobre mi perra, y nuestra relación es platónica, créanme”.

McCartney compró a su perrita Martha en 1965, poco después de adquirir su mítica casa en Cavendish Avenue de Londres. Fue su primera mascota y se convirtió pronto en una compañera de vida insustituible. Tanta fue su importancia que el músico británico declaró en numerosas ocasiones su amor hacia ella: “era una perra a la que quería muchísimo. Recuerdo que John se sorprendió al verme sentir tanto amor por un animal”.

La pequeña Martha vivió felizmente hasta los 15 años y uno de sus descendientes, Arrow, apareció en la portada de un álbum en vivo de Paul McCartney hace unos años. ¡Un amor con banda sonora!

Karl Lagerfeld y Choupette

El reconocido modista, recientemente fallecido, tenía una musa peluda de cuatro patas: Choupette. La historia en común entre el director creativo de Chanel y esta gatita siamesa comenzó en 2011, y durante todos estos años esta felina se convirtió en una de las compañeras más leales del diseñador.

Según cuenta la leyenda, la pequeña ha vivido siempre una vida de lujos y ha tenido varios sirvientes dedicados exclusivamente a ella. ¡Y no sólo eso! Tiene además su propia cuenta de Instagram… con más de 180 mil seguidores.

La gatita era tan querida por su dueño que, cuando este murió el pasado febrero, se convirtió en una de sus grandes herederas y recibirá cerca de 150 millones de euros. ¡Casi nada!

Blanca Suárez y Pistacho

Si hay un perro que en España se haya hecho de sobra conocido ese es Pistacho, el inseparable compañero de cuatro patas de la actriz Blanca Suárez.

Desde hace varios años este teckel y su dueña son prácticamente inseparables: pasean por el parque, visitan las mejores tiendas de Madrid, posan juntos en Instagram e incluso viajan juntos en muchas ocasiones. Lo suyo fue amor a primera vista y ¡actualmente son como uña y carne!

Aquí terminamos por hoy, pero no sin antes preguntarte si conoces alguna otra historia de amor entre algún famoso y su mascota. ¡Anímate y cuéntanos!


Y por supuesto si tú también tienes una mascota, trátale de la mejor manera posible (como lo hacen los famosos). Saca a pasear a tu pequeño, haz ejercicio con él, llévatelo de viaje o dale la mejor alimentación. ¡Nosotros te ayudamos con esto último! Visita nuestra tienda y elige la mejor comida para tu compañero.