35-perros_chihuahua-FBTW_1200x628
31 marzo 2020

Con el Covid-19 los paseos con nuestra mascota se han visto reducidos. Solo podemos salir a 150 metros de nuestro domicilio.

Pero eso no significa que nos relajemos respecto a la oruga procesionaria. Y es que, si tenemos zonas verdes cerca de casa ¡podemos estar en peligro!

 ¿ Qué es la oruga procesionaria?

La procesionaria del pino es una especie de mariposa, que pertenece a la familia de los notodóntidos. Lo realmente peligroso no es la polilla, sino la oruga. Está cubierta de hasta 600 000 pelos urticantes blanquecinos, que son los que provocan las desagradables reacciones alérgicas. Estos pelos tienen púas que contienen la toxina Thaumatopina, que es la responsable del efecto irritante en caso de contacto. Si se siente atacado, el gusano procesionaria puede disparar estos pelos y el viento puede arrastrarlos a una distancia de hasta 200 metros. Por lo tanto, se debe evitar el contacto incluso cuando las orugas ya hayan abandonado los nidos que se encuentran en los pinos. Los nidos son como bolsitas blanquecinas en los pinos. Por eso, antes de entrar a una zona de bosque, recomendamos mirar si los árboles tienen estos nidos para evitarlo y tomar otro camino.

Con la subida de temperaturas las orugas bajan al suelo y pueden ser mortales para nuestras mascotas.
Como hemos comentado más arriba, sus pelos contienen un veneno que puede producir urticaria. Los liberan al aire como acto de defensa y si nuestra mascota los huele puede ser algo muy peligroso. Además, el contacto de la procesionaria con la piel de nuestro perro puede tener un efecto urticante-tóxico y provocarles una dermatitis muy grave.
Es muy importante estar alerta en los paseos y revisar la piel de nuestro perro para comprobar que no ha estado en contacto.

¿Qué hacer si mi perro a entrado en contacto con una oruga procesionaria?

La principal zona de contacto es el hocico, ya que ellos van oliendo por la calle al dar los paseos. Los primeros síntomas serán nerviosismo y picor en el hocico, intentando tocarse continuamente con las patas. Degluciones e hipersalivación. Después aparece la dermatitis, que puede derivar en úlceras y hasta necrosis.

De ahí, la importancia de ver los síntomas cuanto antes para llevarlo al veterinario y empezar con el tratamiento cuanto antes. Corticoides de acción rápida intravenosa o intramuscular para los casos más leves.

 

Así que mucho cuidado por favor!

Tips:

  1. Antes de entrar en una zona de bosque mirar si hay nidos en los árboles
  2. Si entramos, intentar no soltar a nuestra mascota para tirar si vemos que hay una oruga en el suelo
  3. Revisar bien su hocico al llegar a casa
  4. Llevarlo inmediatamente al veterinario si vemos alguno de los síntomas.