img-post-oficinas-mascotas-friendly
21 septiembre 2018

¿Te imaginas poder llevar a tu mascota al trabajo cada día? Cada vez pasamos más tiempo en el trabajo y las mascotas forman parte de la familia; nos planteamos a menudo si vamos a ser capaces de atender todas sus necesidades teniendo los horarios laborales actuales, pero ¿te imaginas poder llevar a tu mascota al trabajo cada día?

Cada vez encontramos más ejemplos de empresas “pet friendly” donde nuestras mascotas son bien recibidas. Esta costumbre viene importada de EE. UU., donde Rufus fue el más conocido precursor de este movimiento. Rufus era el perro de uno de los directivos de Amazon y le acompañaba al trabajo cada día. Su mayor logro fue impulsar la cultura “dog friendly” en grandes empresas.

En nuestro país encontramos ejemplos de empresas donde las mascotas son bien recibidas e incluso tienen espacios habilitados específicamente para ella, como es el caso de Pancho, la mascota de una agencia de publicidad que, como cuenta su dueño, acude a la oficina media jornada; otra de las agencias creativas de nuestro país dice en su propia web “Somos un equipo de personas y dos perros”, Maggie es la perra que acompaña al director general de otra agencia publicitaria en sus jornadas laborales; o Beta, que acompaña a los profesionales de una web de alquiler de apartamentos cada día, y por supuesto Google Campus Madrid, que sigue el ejemplo de su casa madre norteamericana dando la bienvenida a los amigos peludos de los emprendedores que componen su estructura. Incluso hay incubadoras de empresas donde los perros o gatos son bienvenidos y disfrutan de la compañía del resto.

Pero ¿cuáles son las ventajas de llevar tu mascota al trabajo?

–          Aumenta la sensación de pertenencia a la empresa.

–          Fomenta la cultura de equipo y el espíritu colaborativo.

–          Genera buen humor, no solo en el dueño, sino en el resto de los empleados.

–          Ayudan a disminuir el estrés.

Aunque debemos tener en cuenta también otros aspectos:

–          Hay personas a las que no les gusta estar cerca de animales, por miedo, por alergias u otros motivos.

–          El animal ha de estar perfectamente educado y ser tranquilo.

–          Aunque al principio pueda parecer una fuente de distracciones, en cuanto se pasa “la novedad” no distrae más que un café con un compañero o una llamada telefónica.

¿Y tú, qué opinas? ¿Estarías a favor de llevar tu mascota al trabajo?