Me he quedado embarazada ¿Qué hago con mi gato?

img-post-me-he-quedado-embarazada
27 octubre 2020

Esta pregunta se la han hecho mujeres en infinidad de ocasiones y hoy pretendemos desmontar los mitos alrededor de este tema.

Vamos a hablar de un tema que preocupa sustancialmente a las mujeres embarazadas o que están intentando concebir: la toxoplasmosis. Existe aún la creencia de que, si tienes un gato, deberás deshacerte de él en caso de estar embarazada y esto es totalmente falso.

En primer lugar, lo recomendable es hacerte el test que determinará si ya has pasado la enfermedad (muchas veces cursa sin síntomas o se pueden confundir con el resfriado común).

En caso de que ya la hayas pasado, no corres ningún peligro durante el embarazo. Si no has pasado la enfermedad, deberás controlar que tu gato está sano llevándolo al veterinario y extremar las precauciones al limpiar el arenero o, mejor aún, que lo haga otra persona por ti.

Debemos resaltar también que los gatos domésticos que están controlados sanitariamente por un veterinario, que no realizan salidas al exterior y cuya alimentación es a base de pienso comercial no tienen apenas posibilidades de contraer la enfermedad y, por tanto, contagiar a la mujer embarazada.

De hecho, la mayoría de las personas que se contagian de toxoplasmosis es por ingerir carne poco cocinada o verduras, frutas u hortalizas que no están bien lavadas.

A esto se suma el que separar a una mujer embarazada de su gato puede crear una sensación de tristeza y ansiedad que altere su bienestar. Está demostrado que aquellas mujeres que conviven con uno o varios gatos de manera habitual reciben más beneficios que inconvenientes al seguir haciéndolo durante su etapa de gestación.

Otra de las cuestiones que debes tener en cuenta es que los gatos son bastante sensibles a los cambios de rutina y posiblemente necesite un tiempo para adaptarse a la nueva situación en casa. Pero estamos seguros de que con paciencia y muchos mimos, todo irá sobre ruedas.

Así que desde Dibaq te recomendamos que no te deshagas de tu gato sin antes informarte y tomar todas las precauciones necesarias.

El lenguaje de la cola de los gatos

464e4-dibaq_30_11_blog
30 noviembre 2018

¿Sabías que los gatos se pueden comunicar con nosotros y con su entorno a través de su cola? A veces, tan solo observando a nuestro felino, podemos saber lo que está pasando por su cabeza en ese momento o cuál es su estado de ánimo.

Un gato que camina con la cola levantada y terminando en curva es un gato que se siente seguro y que se encuentra contento. La cola mira al cielo, indicando que su estado anímico es bueno. También utilizan esta posición de la cola cuando algo les llama la atención y quieren “investigarlo”.

Los gatos que envuelven la cola alrededor de sus dueños (la mano, el brazo, la pierna, etc.) les están demostrando su fidelidad. Con este gesto ponen de manifiesto su afecto, confianza y amistad hacia la persona.

Si tu gato de repente empieza a realizar rápidos movimientos con la cola de un lado a otro, agitándola con rapidez, ten cuidado. Este gesto significa que está enfadado y molesto con lo que está pasando en ese momento y es posible que saque las uñas.

Sin embargo, si realiza ese mismo movimiento de una manera pausada y lenta, mientras está tumbado o sentado en el suelo, solo significa que está concentrado.

Si el gato tiene la cola entre las patas de atrás, está demostrando que tiene miedo a alguna persona o situación que se produce en ese momento. También revela que el gato tiene miedo una cola totalmente erizada que parece que dobla su grosor.

Cuando el gato está durmiendo con la cola enroscada sobre si mismo, indica que está tranquilo y sosegado, que se siente seguro descansando.

Si tienes varios felinos en casa, habrás observado cómo en ocasiones se enroscan las colas alrededor de su compañero. Este gesto denota amistad y se puede equiparar a cuando los humanos nos abrazamos.

Si observas que tu gata tiene la cola pegada a un lateral del cuerpo y rígida, significa que está en celo.

Como ves, observando a tu gato podrás saber en todo momento cómo se siente y esto te ayudará a crear un vínculo mucho más cercano con el animal.

Adoptar a una mascota adulta

a21da-dibaq_23_11_blog
22 noviembre 2018

Muchas veces, cuando nos planteamos adoptar un perro o un gato, nos imaginamos uno pequeñito, que podamos criar desde el inicio. Creemos, erróneamente, que un cachorro será más sencillo de educar y se acostumbrará a nosotros y nuestros ritmos de vida de una manera más fácil.

Hoy venimos a desmontar todos esos mitos y te contamos todos los beneficios que obtendrás si te decides por la adopción de una mascota ya adulta.

En primer lugar, estás dando vida: estás dando la oportunidad de tener una familia a un perro o un gato que no lo tiene tan sencillo como un cachorro para ser adoptado, precisamente por los prejuicios y mitos de los que hablábamos anteriormente.

También es importante destacar que un perro o gato adulto, que normalmente ya ha formado parte de otra familia, e incluso es posible que haya estado en un refugio o protectora de animales, suele ser más tranquilo que un pequeño cachorro lleno de energía. Su socialización ya se ha producido con anterioridad con lo que, en la mayoría de los casos, estará acostumbrado a convivir con otras personas y animales.

En las protectoras de animales y refugios pueden orientarte sobre el carácter de las mascotas que allí se encuentran, con lo que te llevarás pocas sorpresas. También hay que tener en cuenta que cuando adoptamos o compramos un cachorro, podemos tener ideas erróneas sobre el tamaño que tendrá cuando sea adulto: esto con las mascotas a partir de cierta edad no pasará.

Las personas mayores, las personas con problemas de movilidad o con otras capacidades pueden verse inmensamente beneficiados de la compañía de una mascota adulta, cuyo carácter sea más tranquilo y, por tanto, su necesidad de actividad física sea menor que en un cachorro.

Otro aspecto para tener en cuenta es que las mascotas adultas suelen saber dónde y cuándo hacer sus necesidades: los gatos no ven el arenero como algo extraño y los perros saben que sus necesidades se realizan en la hora del paseo. También en la mayoría de los casos han superado ya la “etapa destructiva” por la que pasan muchos cachorros de perros y gatos.

Y, por último, al salvar a esa mascota que desgraciadamente, en la mayoría de los casos, ha sufrido un abandono, tendrás un compañero fiel para siempre.

 

Gatos como animal de compañía en la vejez

img-post-gato-anciana
02 noviembre 2018

Cada vez vivimos más años: es un hecho. Y cada vez, por desgracia, más personas mayores viven en soledad. Los ritmos de vida de hoy en día, los horarios laborales y el hecho de que muchas familias hayan tenido que irse a vivir a las grandes ciudades hace que muchos de nuestros mayores pasen el día solos.

En estos casos, tener un gato como animal de compañía mejora sustancialmente la vida de nuestros mayores. En general, cualquier mascota puede alegrar la vida de nuestros abuelos, pero desde Dibaq Petcare pensamos que un gato es la más adecuada. ¿Quieres saber por qué?

  • Un gato hace compañía, es un ser vivo que puede dar mucho cariño. Al contrario de la leyenda urbana que dice que los gatos son ariscos, a la mayoría les encanta sentarse en el regazo de las personas mientras son acariciados.
  • Son independientes, es decir, no necesitan salir a la calle cada día y los cuidados que requieren son fácilmente asumibles por personas mayores (aseo, limpieza, comida).
  • Al contrario que los perros, no necesitan grandes paseos ni un ejercicio físico en el que las personas intervengan de manera activa. Muchos de los juguetes que más les gustan a los gatos son una cuerda atada a un juguete que el anciano puede manejar perfectamente desde su sillón favorito.
  • En caso de decidiros por un gato, es conveniente que el gato sea adulto. Un cachorro puede generar más estrés que beneficios.
  • En caso de ser necesario, un gato puede quedarse solo en casa varios días, con la sencilla condición de que alguien pase a ponerle alimento y agua y limpiarle su caja de deposiciones.
  • Está demostrado que las personas mayores que conviven con una mascota viven más, acuden menos al médico y tienen menos probabilidades de sentirse tristes o apáticos. Al atender las necesidades del animal, tienden a darle menos importancia a los achaques propios de la edad.

En definitiva, los gatos pueden convertirse en unos buenos aliados para las personas mayores.

 

La importancia de los mimos a las mascotas. Consiéntelos con la mejor comida para mascotas

img-post-importancia-mimos-mascotas
07 septiembre 2018

Todos los que tenemos una mascota en casa solemos darles mimos porque nos sale de dentro, forman parte de nuestra familia y sentimos por ellos un cariño difícilmente comprensible por las personas que no son amantes de los animales.

En primer lugar, debemos aclarar que con mimos no nos referimos solamente a caricias y palabras bonitas, sino en todo aquello que beneficia a la salud tanto física como psicológica de nuestro animal. Por ejemplo, mimar también es jugar con ellos, proporcionarles la mejor comida para mascotas, ocuparnos de su aseo y de sus revisiones veterinarias, etc.

Las mascotas necesitan que su aseo y limpieza sea una responsabilidad nuestra, de los dueños. Un cepillado a diario y un baño cuando sea necesario es fundamental para mantener la salud en la piel y el pelaje de nuestro perro o gato.

Debemos dedicar un rato diariamente a jugar con nuestra mascota. Ya sea en el interior de nuestro hogar con los gatos o dando paseos y jugando al aire libre con nuestros perros, ellos necesitan esa interacción con nosotros para ser felices.

Cuando hagan algo bien, o simplemente cuando estén tranquilos o relajados, dales una sesión de caricias. El contacto con nosotros les hace sentirse parte de la manada, seguros y protegidos.

Conoce su lenguaje corporal. Es importante que conozcas a tu mascota y sepas interpretar si está contenta, relajada, estresada o tiene miedo. Si conocemos sus emociones, nos será mucho más sencillo poder reaccionar a ellas de una manera adecuada. Sobre todo, aprovecha para aprender su lenguaje a la hora de alimentarse, puede indicarte si estás, o no,  eligiendo la mejor comida para tu perro o gato.

Cuida tu tono de voz. Los animales son muy sensibles a los gritos, las discusiones y demás. Procura mantener siempre un tono tranquilo y enfatiza tu alegría cuando haga algo que te guste.

Establece rutinas. Las rutinas fomentan la seguridad en perros y gatos. Darle siempre de comer a la misma hora o tener una hora aproximada de juegos o paseos les dará la tranquilidad de que su dueño está pendiente de ellos y los cuida.

Crea su espacio. Es importante que tanto el perro como el gato tengan un lugar propio donde retirarse a descansar cuando consideren oportuno. Invertir en una cama cómoda y mullida es una muy buena opción.

Libros protagonizados por mascotas

img-post-libros-protagonizados-mascotas
31 agosto 2018

¿Os gusta leer? ¿Sois amantes de los animales? Si habéis respondido afirmativamente a ambas preguntas, estamos seguros de que os va a gustar nuestra entrada de hoy en el blog. Os proponemos una serie de lecturas en las que podemos aunar ambas pasiones.

 

Soy un gato“, de Natsume Sōseki. Esta novela gira en torno a un gato que convive con una serie de disparatados personajes en la ciudad japonesa de Tokio. A través de los ojos de este gato sin nombre podemos conocer cómo vivía la población japonesa en el año 1905. Una lectura que nos ha enamorado y cautivado.

Patas de perro”, de Carlos Droguett. Este libro cuenta la historia de Bobi, un niño que nace con patas de perro que nos hará reflexionar sobre cómo tratamos a los que son diferentes y a su vez, a los animales.

Un gato callejero llamado Bob”, de James Bowen. Cuando un músico callejero encuentra a un gato pelirrojo herido acurrucado en el descansillo de su piso, no podía imaginar hasta qué punto su vida iba a dar un giro radical.

El arte de conducir bajo la lluvia”, de Garth Stein. En Mongolia, cuando un perro muere es enterrado en lo alto de la montaña para que nadie pueda pisar su tumba. Os avisamos, tened a mano el paquete de pañuelos, pues la novela es muy conmovedora.

Historia de una gaviota y del gato que le enseñó a volar”, de Luis Sepúlveda. Zorbas, un gato “grande, negro y gordo”, se compromete con una gaviota a criar a su polluelo y sobre todo, a enseñarle a volar. Una tarea que no será nada sencilla.

El curioso incidente del perro a medianoche”, de Mark Haddon. Aunque el protagonista no es un perro, sino un niño con autismo, hemos elegido este libro porque nos ha tocado el corazón. La muerte de un perro es lo que hace al protagonista de nuestra historia salir de su pequeño mundo y empezar a interactuar con el resto.

En mi casa no entra un gato: Diario de un gatuno primerizo”, de Pedro Zuazua Gil. Se trata de un recopilatorio de los artículos que ha ido escribiendo en un diario. Su autor, convencido de que nunca va a tener un gato, acaba encontrando a Mía y ambos acaban formando un gran equipo. Diversión y risas aseguradas con las anécdotas de este gatuno primerizo.

Los perros duros no bailan”, de Arturo Pérez-Reverte. Maravillosa novela negra en la que los protagonistas son perros en un mundo en el que rigen sus propias reglas.

El gato que curaba corazones”, de Rachel Wells. Alfie es un gato que solo necesita una chimenea y mimos para ser feliz. Un día tiene que abandonar su hogar y termina en un barrio donde hace todo lo posible por ser acogido por una nueva familia; lo que no saben los vecinos es que Alfie es un gato muy especial.

Todos los perros de mi vida”, de Elizabeth von Arnim. La duquesa von Arnim relata su vida a través de todos los perros que la han acompañado, destacando su nobleza por encima de todo.

¿Tenéis alguna recomendación que nos queráis contar? Dejad vuestras opiniones sobre los libros en la sección “Comentarios”.

Tashirojima, la isla japonesa de los gatos

img-post-tashirojima
17 agosto 2018

Tashirojima es una pequeña isla localizada al norte de Japón, más concretamente en la ciudad de Ishinomaki, en la Prefectura de Miyagi.

Se la conoce como La isla de los gatos(猫島 o 猫の島)ya que estos son sus principales moradores. Con una población que no suma más de 100 habitantes, siendo el 83% mayores de 65 años, es una población envejecida.

Pero, ¿cómo es posible que en una isla conviva una media de 6 gatos por cada habitante, yendo esta cantidad en aumento? La respuesta la encontramos en motivos histórico-económicos y culturales.

Históricamente, la principal actividad económica de Tashirojima era la pesca. Al final del periodo Edo (principios del s.XVII a mediados del s.XIX), se introduce la sericicultura (el arte de la cría de los gusanos de seda para la consecución de este textil). Esto produjo una plaga de ratones, predadores de este tipo de insectos, que ponían en peligros los botes pesqueros. Para paliar este problema, los pescadores introdujeron gatos en la localidad y comenzaron a encariñarse de ellos. Consideraban que los gatos tenían la capacidad de predecir tormentas lo que ponía en riesgo la actividad pesquera.

La migración de la población a zonas urbanas y el hecho de que los gatos procediesen de un antiguo linaje doméstico, facilitó su asentamiento en la isla, teniendo una coexistencia amistosa con los humanos, sus cuidadores.

Adicionalmente, la cultura japonesa considera a los gatos como amuletos de la buena suerte. Ejemplo de ello es el tradicional Maneki Neko (招き猫), “gato de la suerte”, escultura japonesa que simula la caricaturización de un felino y que traería fortuna a su dueño.

En definitiva, Tashirojima, se ha convertido en un lugar de turismo obligado para los amantes de los gatos que elijan Japón como destino vacacional.

 

Películas protagonizadas por mascotas

img-post-peliculas-protagonizadas-por-mascotas
13 julio 2018

Llega el fin de semana y uno de los planes que más nos gusta hacer es ver una película. Pero si además está protagonizada por mascotas, mucho mejor.

Hoy os proponemos una selección de films que han sido protagonizados por mascotas simpáticas, adorables, entrañables y muchos más adjetivos. Solo te queda coger las palomitas y a disfrutar del séptimo arte:

 

–          Mascotas (2016): esta película de dibujos animados nos cuenta lo que hacen nuestras mascotas mientras no estamos en casa, y aunque sea de dibujos animados, la recomendamos para todos los públicos. Las risas están aseguradas con las aventuras de Max, un pequeño perro cuya vida se trastoca cuando su dueña decide adoptar a un nuevo compañero.

–          Siempre a tu lado, Hachiko (2009): remake de una película japonesa de 1987, y basada en una historia real, con Hachicko recordaremos la capacidad de los perros de ser fieles a su amo hasta los últimos días. Te recomendamos que tengas cerca una caja de pañuelos, porque es muy emocionante.

–          Beethoven, uno más de la familia (1992): todo un clásico en las películas protagonizadas por mascotas, cuenta la historia de un San Bernardo que acaba siendo adoptado por una familia, cuyo padre no está muy de acuerdo con la idea, pero cuyo final nos enseña que tener un animal en casa es una de las mejores cosas que nos pueden ocurrir.

–          Como perros y gatos (2001): Mr. Tinkles es un gato persa con ansias de poder que un buen día decide encabezar un movimiento felino contra el mejor amigo del hombre, el perro.

–          Siete vidas, este gato es un peligro (2016): un accidente de tráfico deja al ejecutivo Tom en coma, pero su alma pasa al gato que llevaba en el coche y que iba a regalar a su hija. Una divertida comedia que nos muestra como sería un gato con pensamientos de humano.

–          Rent-a-Cat (2012): ¿Te sientes solo? Pues alquila un gato. Este es el argumento de esta película japonesa que no te dejará indiferente.

–          Pancho, el perro millonario (2014): por último, una película de cine español. Pancho, el famoso perro que todos conocemos por haber protagonizado los anuncios de loterías, vive como un rey con todos los caprichos a su alcance, desde que ganó la lotería. Su secretario intentará que se convierta en un perro responsable.

¿Tienes alguna recomendación más? Escríbenos en los comentarios.  

Alimentos peligrosos para tus mascotas

img-post-alimentos-peligrosos-para-tus-mascotas
06 julio 2018

Muchas veces cuando estamos comiendo o tomando un aperitivo y se acerca nuestra mascota, nos pone cara de pena y nos mira, sentimos la tentación de darle un poco de nuestra comida. Pero esto no siempre es una buena idea, hay alimentos que pueden ser peligrosos para nuestros perros o gatos. Te contamos cuáles debes evitar.

–          El pescado crudo puede tener bacterias que impiden el correcto desarrollo del gato, además de correr el riesgo de que tenga anisakis. Así que vence a la tentación y no le des pescado sin cocinar.

–          ¿Sabías que la mayoría de los gatos son intolerantes a la lactosa? Si le das leche de vaca, puedes causarle importantes problemas digestivos. En este sentido, tampoco es bueno el queso ni otros derivados lácteos.

–          El chocolate está totalmente prohibido tanto para perros como para gatos: contiene teobromina, que puede causarles graves intoxicaciones.

–          Afortunadamente, ni los perros ni los gatos necesitan ese café mañanero para despertarse. Además, la cafeína les puede causar trastornos en el sistema nervioso.

–          Alcohol: nuestras mascotas no toleran el alcohol. Ellos, como las personas al volante, alcohol cero.

–          Si en fin de año tienes la tentación de darle a tu mascota las 12 uvas de la suerte, es mejor que no lo hagas, pues puede causarles insuficiencia renal.

–          Huesos y espinas pueden astillarse con facilidad, así que te recomendamos que evites proporcionar este tipo de alimento a tus mascotas.

–          La cebolla, el ajo y sus derivados son muy tóxicos para las mascotas, ya que hacen que disminuyan sustancialmente los glóbulos rojos en la sangre.

–          Los embutidos con alto contenido en sal y grasa pueden hacer que nuestra mascota sufra de hipertensión o problemas en el páncreas. Sin embargo, puede tomar con moderación los cocidos, tipo jamón york o pavo.

–          El azúcar y los dulces están totalmente contraindicados para nuestras mascotas. Pueden provocar aumento de peso, caries e incluso la aparición de diabetes.

Los productos de Dibaq están especialmente diseñados para cuidar la salud de tu mascota y son los más indicados para mantener su organismo en perfectas condiciones. Aportan la energía y nutrientes necesarios teniendo en cuenta las características individuales de cada uno de ellos, además de un sabor al que no se podrán resistir.

Cuidar el arenero de tu mascota es tan importante como darle la mejor alimentación para gatos

img-post-donde-pongo-arenero
21 junio 2018

Ha llegado un gatito nuevo a nuestras vidas y debemos adaptar nuestro hogar para su llegada. Ahora solo queda decidir dónde colocamos su cama, sus cuencos para darle la mejor comida para gatos, el agua, su rascador… ¿y qué hacemos con el arenero?

Lo primero que debemos pensar es que, para evitar olores indeseables, el sitio más adecuado es uno que disponga de una buena ventilación. También hay que tener en cuenta que si hay más de un gato en la casa, debemos tener más de un arenero para que no tengan que “hacer cola” para su utilización.

Dado que los gatos son animales con un gran sentido de la higiene, es conveniente que el arenero esté lo más alejado posible de sus cuencos de comida. También es importante recordar que no debe estar colocada cerca de electrodomésticos que puedan hacer mucho ruido, como es el caso de las lavadoras o los lavavajillas, pues puede asustarles y estresarles a la hora de hacer sus necesidades.

Uno de los lugares más utilizados es el cuarto de baño, aunque en ocasiones puede ser un sitio con poca ventilación o con poco espacio. Para estos casos, hay areneros con forma de esquina que pueden ser una solución en lugares de tamaño reducido. Ten en cuenta la digestión de tu mascota para estos momentos y proporciónale la mejor comida para gatos que le evite problemas adicionales durante el proceso.

Algunos de nuestros clientes han solucionado esto poniendo el arenero dentro del plato de ducha o de la bañera, aunque si solo tenemos uno de estos sanitarios en casa, puede llegar a ser un tanto incómodo.

Si tienes una habitación que no utilicemos para dormir, también puede ser un buen lugar para colocar el arenero. Sobre todo, hemos de tener en cuenta que tiene que ser un sitio tranquilo, donde el gato pueda hacer sus necesidades, porque a nadie nos gusta que nos interrumpan en esos momentos ¿verdad?

Con una higiene adecuada del arenero, no tendremos problema en tenerlo en ninguna de estas estancias y será el propio gato el que nos indique su lugar.