Adoptar una mascota, todo son ventajas

183eb-dibaq_14_12_blog
14 diciembre 2018

Ahora que nos acercamos a una época de regalos, en muchos hogares las cartas que se escriben a los Reyes Magos o a Papá Noel incluyen la petición de una mascota.

Ante este tipo de situaciones, lo primero que debemos tener en cuenta es que el perro o gato va a estar con nosotros durante muchos años. Hemos de ser conscientes que es una responsabilidad que vamos a contraer con un ser vivo que requiere una serie de cuidados por nuestra parte. Lamentablemente, todavía hay personas que “se cansan” de tener una mascota y deciden abandonarla. Son miles los animales que acaban en refugios o protectoras en el mejor de los casos.

Pero nosotros podemos revertir esta situación con la adopción responsable. Darle una nueva oportunidad y una vida plena a una mascota que ha sido abandonada es un acto de amor que solamente nos traerá beneficios. Disfrutar de la compañía de un ser vivo, a la vez que lo rescatamos de un futuro incierto, es maravilloso, os lo aseguramos.

Aunque los perros y gatos que han sido abandonados pueden resultar un tanto distantes o tímidos en un primer contacto, es por el miedo que tienen a volver a vivir una situación desagradable, pero una vez que cogen confianza con su nuevo dueño, el agradecimiento por su parte es infinito y encontrarás en esa mascota un amigo para siempre.

Si te decides a pasar por una protectora o un refugio en el que haya mascotas en adopción, podrás interactuar con ella poco a poco, sacarla a pasear, llevártela en acogida temporal u otras soluciones que te ofrecerán las personas que allí trabajan. Además, estas personas podrán asesorarte en cuanto al tamaño de la mascota, su historia o su carácter. Si buscas una raza en especial, has de saber que en muchos refugios están viviendo gatos y perros de todas las razas, que eso no te frene a la hora de visitarlos.

El coste obviamente también será menor. Solamente tendrás que pagar los gastos veterinarios del animal y la implantación del chip.

Y, por último, pero no menos importante, de este modo contribuirás a que las asociaciones que se hacen cargo de los animales abandonados tengan una mejor situación, puesto que el coste que tendrás que pagar se invierte en el cuidado de los animales que allí quedan.

¿Necesitas alguna razón más para adoptar?

Gatos como animal de compañía en la vejez

img-post-gato-anciana
02 noviembre 2018

Cada vez vivimos más años: es un hecho. Y cada vez, por desgracia, más personas mayores viven en soledad. Los ritmos de vida de hoy en día, los horarios laborales y el hecho de que muchas familias hayan tenido que irse a vivir a las grandes ciudades hace que muchos de nuestros mayores pasen el día solos.

En estos casos, tener un gato como animal de compañía mejora sustancialmente la vida de nuestros mayores. En general, cualquier mascota puede alegrar la vida de nuestros abuelos, pero desde Dibaq Petcare pensamos que un gato es la más adecuada. ¿Quieres saber por qué?

  • Un gato hace compañía, es un ser vivo que puede dar mucho cariño. Al contrario de la leyenda urbana que dice que los gatos son ariscos, a la mayoría les encanta sentarse en el regazo de las personas mientras son acariciados.
  • Son independientes, es decir, no necesitan salir a la calle cada día y los cuidados que requieren son fácilmente asumibles por personas mayores (aseo, limpieza, comida).
  • Al contrario que los perros, no necesitan grandes paseos ni un ejercicio físico en el que las personas intervengan de manera activa. Muchos de los juguetes que más les gustan a los gatos son una cuerda atada a un juguete que el anciano puede manejar perfectamente desde su sillón favorito.
  • En caso de decidiros por un gato, es conveniente que el gato sea adulto. Un cachorro puede generar más estrés que beneficios.
  • En caso de ser necesario, un gato puede quedarse solo en casa varios días, con la sencilla condición de que alguien pase a ponerle alimento y agua y limpiarle su caja de deposiciones.
  • Está demostrado que las personas mayores que conviven con una mascota viven más, acuden menos al médico y tienen menos probabilidades de sentirse tristes o apáticos. Al atender las necesidades del animal, tienden a darle menos importancia a los achaques propios de la edad.

En definitiva, los gatos pueden convertirse en unos buenos aliados para las personas mayores.

 

¿Estoy preparado para tener una mascota?

img-post-preparado-tener-mascota
11 mayo 2018

Adoptar o comprar una mascota es una decisión que debe ser meditada de manera responsable y no lanzarnos a la ligera. Antes de tomar una determinación tan importante, es fundamental que nos planteemos una serie de cuestiones. Ten en cuenta que una mascota puede estar contigo durante 15 o 20 años y no es un capricho pasajero.

 

En primer lugar, debemos tener en cuenta el tiempo del que disponemos para hacernos cargo del animal. En el caso de los gatos, es cierto que requieren menos tiempo por nuestra parte que los perros, pero, no obstante, debemos dedicar parte de nuestro día a jugar con ellos, alimentarlos, cepillarlos y a satisfacer sus necesidades. En el caso de los perros, además debemos tener en cuenta los paseos diarios, que en la mayoría de los casos no deben ser menos de 3.

No olvidemos tampoco que algunas viviendas no admiten animales, por lo que debes pensar en el lugar donde vives y si este es de paso, cómo afectará a tu mascota el cambio de hogar.

Otra de las cuestiones a tener en cuenta es la implicación que va a poder tener cada miembro de la familia. Es una buena idea repartir responsabilidades de una manera coherente con los horarios y obligaciones de cada persona y que estos se cumplan.

Otro de los capítulos importantes a destacar es el tema económico. Has de tener en cuenta que una mascota lleva asociados una serie de gastos a los que se debe hacer frente, como por ejemplo veterinario, alimentación y cuidados diversos. Si no vas a poder hacerte cargo, es mejor que pospongas la decisión de tener un animal.

No debes olvidar que, sobre todo de cachorros, los gatos y perros pueden causar pequeños destrozos en tu casa. ¿Estás dispuesto a pasar por ello?

¿Has pensado qué hacer con tu mascota en vacaciones? Si eres de los que viajas habitualmente, debes tener en cuenta el tipo de viaje que realizas habitualmente y si este es compatible con tener un animal de compañía. También sería una buena idea disponer de una red de confianza de personas a las que puedas encargar el cuidado de tu mascota si sales de viaje o se da otra circunstancia en la que no puedas hacerte cargo.

Si cumples todas estas condiciones y has tomado la decisión, te damos la enhorabuena. Disfrutar de un animal de compañía te traerá muchos beneficios y juntos seréis muy felices.