FB 25 JUN
25 junio 2020

Si has observado que en los últimos días tu perro ha dejado de comer, desde Dibaq Mascotas te damos una serie de consejos para que mejore su estado y vuelva a ingerir los alimentos que son necesarios para mantener su salud en perfectas condiciones.

En primer lugar, debemos intentar averiguar cuál es la causa para que nuestro perro haya dejado de comer. ¿Se ha dado un atracón? Los empachos son la causa más común de que un perro no quiera comer. Si este es el caso, tan solo tienes que ofrecerle agua fresca y dejársela siempre a su disposición y dejar que él solo decida cuándo quiere volver a comer.

 

Además, ¡ha comenzado el verano!En estas fechas, con la llegada de  las altas temperaturas  puede disminuir el hambre de nuestro perro y hacer que coma menos cantidad de la habitual. En este caso puedes probar a ofrecerle alimento húmedo. Esta suele ser la opción más probable en épocas de altas temperaturas. Ofrécele agua fresca continuamente e introduce esos alimentos húmedos. Ya sean latitas o premios. En Dibaq Sense encontrarás soluciones para todos 🙂

También puede ocurrir que el perro haya comido de nuestros alimentos. A veces nos ocurre que nos pone “carita de pena” y terminamos dándole de nuestra propia comida. Y aunque se relama y se ponga tan contento, no siempre es lo mejor para su estómago.

Otro de los motivos por los que un perro puede rechazar el pienso es que se haya acostumbrado demasiado a estos “premios” y ahora el pienso no le haga ninguna ilusión. En este caso, hemos de ser firmes y ofrecerle solo de su pienso hasta que lo coma de nuevo, pues es lo más sano para él y la manera correcta de mantener una alimentación equilibrada. En este caso es imprescindible que nos mantengamos firmes y no le demos otra cosa que no sea pienso en sus horas estipuladas de comida.

Hay que tener en cuenta que muchos perros cuando van haciéndose mayores, van perdiendo parte del apetito; esto es normal y no debemos preocuparnos. Es lógico que un cachorro necesite más aporte energético que un perro mayor que hace menos ejercicio.

Si finalmente ninguna de las causas descritas es la razón por la que tu perro ha dejado de comer y pasan unos días sin que esta situación revierta, es conveniente que acudas a tu veterinario de confianza para que haga una valoración de su salud.