img-post-viajando-con-mascota
10 abril 2018

Ya tenemos cerca las vacaciones de Semana Santa y muchos de vosotros tendréis preparado un viaje. Para aquellos que no renunciáis a viajar con vuestra mascota, hoy os damos una serie de consejos para hacer del viaje una experiencia fabulosa que queráis repetir frecuentemente.

En primer lugar, debemos pensar en el medio de transporte que vamos a utilizar para nuestro viaje:

–          Si viajamos en coche, es imprescindible que contemos con sistemas de sujeción adecuados para nuestra mascota. Ante un frenazo brusco, si no se encuentra bien sujeta, puede provocar daños irreparables tanto en el animal como en las personas que ocupen el vehículo.

–          Si viajamos en avión, debemos comprobar siempre las restricciones de la aerolínea con la que hagamos el viaje con respecto a las mascotas. Generalmente, las más pequeñas pueden ir en cabina dentro de un transportín homologado, mientras que aquellos animales de mayor tamaño deberán ir en bodega.

–          Los trenes en nuestro país admiten mascotas en los servicios de AVE, Larga Distancia, Avant y Media Distancia Convencional siempre que no superen los 10 kg y dentro de un transportín.

–          Algunas compañías de autobús admiten mascotas, pero generalmente estas deben ir en el maletero, una experiencia que puede no ser demasiado agradable para nuestro animal de compañía.

En cuanto al destino, debemos tener en cuenta una serie de condiciones:

–          Si viajas a un país extranjero, debes informarte en la embajada correspondiente sobre los requisitos que debe cumplir tu mascota para entrar al país y si debe estar en cuarentena antes de pasar la frontera. En ocasiones, es mejor dejar a nuestro animal con una persona de confianza antes de hacerle pasar por trámites innecesarios.

–          Antes de realizar una reserva en un hotel, casa rural, apartamento o cualquier otro tipo de alojamiento, asegúrate de que tu mascota será bien recibida para evitar malentendidos.

–          A la hora de elegir el destino, escoge uno donde tu mascota esté cómoda, tenga lugares para pasear y correr en el caso de los perros o que estén protegidos ante salidas intempestivas.

–          Una vez llegados a destino, es importante que dediques un tiempo a que tu mascota conozca este nuevo entorno.

–          Localiza en el entorno una clínica veterinaria; ojalá no tengas que recurrir a ella, pero es mejor estar informado.

Recuerda meter en la maleta la documentación de tu mascota. En el caso de España, recuerda que es imprescindible el Pasaporte Europeo para animales de compañía.

Y por supuesto, no olvides llevar su comida, un par de sus juguetes preferidos, su manta y todo aquello que consideres que haga de su estancia un placer. Ahora solo os queda disfrutar juntos de estos días de vacaciones.